El penúltimo raulista vivo

Por qué Florentino debería mutar en un sillón orejero francés de estilo Luis XVI

No hay nadie en el mundo que esté sometido a un marcaje parecido al que sufre un presidente del Real Madrid. Lo de Messi o Cristiano es un juego de niños. Incluso Obama tendrá sus minutos de asueto, pero cuando uno accede al sillón del mejor club de fútbol de la historia está sometido a vigilancia permanente las veinticuatro horas del día. ¿Qué digo veinticuatro?... ¡Las veinticinco!... ¿Cuánto tiempo hace que Emilio Butragueño se soltó la lengua y llamó "ser superior" a Florentino Pérez? ¿Tres años, cuatro, cinco?... Se lo diré yo: Butragueño dijo eso del presidente del Real Madrid exactamente un 26 de enero del año 2005, hace 6 años y 28 días. Pues todavía se lo recuerdan. Aquí se pueden publicitar tranquilamente los Países Catalanes en el Nou Camp, se puede firmar un manifiesto a favor de los presos de ETA, se puede comparar un asesinato con un salto de altura y se puede llamar chorizos a todos los españoles, pero como digas que Florentino es un ser superior te vas a enterar realmente de lo que valen un peine y de paso unos rulos. Recuerdo que, cuando yo hacía El Tirachinas y le metía mano a esos asuntos, me acusaban de hablar de política en un programa de deportes. Toma geroma. Así funciona el buenismo.

En cuanto vi a Florentino levantándose para celebrar el gol de Benzema (apostaría a que es la primera vez en su vida que lo hace) supe que habría alguien que se lo afearía. Así es. Hoy Roberto Palomar, que le tiene tomada la medida a F.P. pero que a Oliver le dejó que campara a sus anchas, vuelve con la monserga de siempre, la de los millones de euros invertidos (como si los demás pagaran con chicles Bang Bang) y los pocos títulos logrados. A Palomar no le pasó inadvertido el gesto de Florentino y sin embargo sí pasó por alto el de Rosell de hace tres días cuando, tras una decisión arbitral polémica, hizo gestos ostensibles ante la atenta mirada del presidente del Athletic. Florentino no, Rosell sí; el Real Madrid no, el Barcelona sí. El presidente del Real Madrid tiene que ser un sillón orejero francés de estilo Luis XVI mientras que el resto puede decir y hacer lo que le venga en gana. ¡Anda ya!...

Otra muestra del buenismo imperante fue la transmisión que del partido hicieron ayer en TVE. Está claro que Sergio Sauca ha recibido órdenes estrictas desde arriba para que quede meridianamente claro que la tele pública está con todos y cada uno de los equipos de fútbol de España, con el Barcelona, el Valencia y el Madrid, con el Valladolid, el Nàstic y el Betis, con la Ponferradina y el Deportivo de La Coruña. Todos son iguales, aunque no todos den los mismos datos de audiencia. Resultaba cómico escuchar a Sergio diciendo cada dos por tres eso de "hoy con el Madrid, la semana que viene con el Valencia y con el Barcelona porque nosotros apoyamos a todo el mundo". Hubo una ocasión en la que dejó solo a Manolo Sanchis: "hablas como si el Madrid fuera tuyo"... ¡Pues claro que es suyo Sergio, claro que es suyo!... Recomiendo desde aquí a TVE que si no quiere que se note que sus comentaristas de los partidos del Real Madrid son del Real Madrid no lleven a uno que jugó más de 500 partidos en el Real Madrid y cuyo padre jugó también en el Real Madrid. Propongo humildemente que los partidos del Real Madrid los comenten Laporta, Núñez, Gaspart y Stoichkov. Estos serán más objetivos.

A continuación