El penúltimo raulista vivo

Por qué Casillas ha de ganar este año el Balón de Oro

A continuación trataré de argumentar por qué pienso que Iker Casillas Fernández (Móstoles, Madrid, España, 20 de mayo de 1981) debería ganar el Balón de Oro correspondiente a 2008, dando por hecho, por supuesto, que para reconocer al mejor futbolista del año en curso no intervienen más factores que los estrictamente deportivos, y dejando claro por otro lado que el premio de France Football le parece a quien esto suscribe una filfa francesa (por otro lado, prestigiosa filfa francesa cimentada sobre los nombres de sus privilegiados ganadores) cuyo único objeto es convertir París en el epicentro mundial también durante el mes de diciembre.

1º) En 2001, cuando en justicia debiera haberlo ganado Raúl, se adujo para entregárselo a Michael Owen, hoy jugador caído en desgracia, que el madridista no había ganado nada con la selección española. En realidad, salvo en el año 1964, nadie había ganado nunca nada con España, pero Raúl hubo de conformarse con el Balón de Plata porque nuestra selección no salía nunca en la foto.

2º) En 2008, al fin, España conquistó la Eurocopa, siendo los más destacados del equipo dirigido por Luis los siguientes jugadores: Casillas, Xavi, Senna, Torres y Villa. El barcelonista, elegido a la postre como el mejor jugador del campeonato, no hizo, sin embargo, una buena temporada con su club.

3º) Todo parece indicar que tanto Casillas como Torres figurarán como finalistas españoles -puede que se sume alguno más, aunque sin posibilidades reales de éxito- al triunfo final. Torres, que marcó el gol contra Alemania y que hizo sin duda una buena temporada con el Liverpool, no ganó empero ningún título en la Premier. Iker, capitán de España, reconocido por todos como el mejor portero del mundo, pilar fundamental de la selección nacional desde hace años, sí ganó la Liga española.

4º) El portero es el gran olvidado del fútbol. Es más, cuando nos referimos al esquema táctico de un equipo hablamos de 4-3-3 o del 4-4-2, obviando el hecho de que, por detrás de los 4 defensas hay siempre 1 portero, y que en ocasiones éste, como es el caso de Casillas, gana partidos él solito.

5º) Desde 1963, año en que se lo otorgaron a Lev Yashin, conocido por el apodo futbolístico de la araña negra, nunca se ha vuelto a dar el caso de un guardameta que sea reconocido como el mejor jugador del fútbol europeo. Es, además de todo lo anteriormente expuesto, un caso de justicia histórica que se lo entreguen a Casillas, campeón de Liga con su club y campeón de Europa con su selección nacional.

A continuación