El penúltimo raulista vivo

Periodismo y Ultras

Aquí lo único cierto es que Florentino Pérez ha expulsado a los ultras del estadio Santiago Bernabéu, que era una circunstancia que se venía reclamando desde tiempos inmemoriales. Ni Ramón Mendoza, ni Lorenzo Sanz, ni Ramón Calderón sino Florentino Pérez. Y supongo que si el director de uno de los diarios deportivos más importantes de España tuvo en su día el cuajo y las santísimas narices de afirmar sin sonrojo por su parte que el Real Madrid había ganado La Novena de forma vergonzante, ahora, por idéntica razón, podrá decir que se ha expulsado de manera indigna a los radicales. Y "la razón" no es otra que la persecución al presidente del Real Madrid, el acoso personal cuyo único objetivo no es otro que su forzar su marcha del club blanco a través de la intimidación.

Sin embargo lo que más me ha llamado la atención ha sido sin lugar a dudas la nauseabunda "pinza" que han formado con los Ultra Sur determinados periodistas deportivos que se consideran a sí mismos como serios. Me refiero, claro, al bulo de que el presidente del Real Madrid fichara a James Rodríguez para que ACS tuviera acceso a determinados contratos en Colombia. Y es que empiezas repitiendo una y otra vez, siempre sin pruebas por supuesto, que en el palco del estadio Santiago Bernabéu no para de hacerse negocio, de ahí pasas a decir, de nuevo sin pruebas, que el presidente del Real Madrid contrata a los jugadores como avanzadilla para los negocios de su empresa por el mundo y, al final, todos esos barros acaban con el lodo de las pintadas en la tumba de la mujer de Florentino Pérez.

La noticia de la profanación de la tumba de Pitina adelantada el otro día por la Cadena Cope me hizo preguntarme hasta qué grado de indignidad estaban dispuestos a llegar estos individuos con tal de amedrentar al presidente del Real Madrid y así regatear los obstáculos existentes entre ellos y la sala de máquinas del club blanco. El asunto deportivo es, por supuesto, lo menos importante. El Real Madrid acaba de ganar su décima Copa de Europa y, más recientemente aún, una Supercopa europea, pero al club deportivo más rico del mundo no le dejan salir de una situación de guerracivilismo absolutamente artificial. Y no le dejan salir precisamente por eso, porque es el club deportivo más rico del mundo. ¿O es que pretendéis decirme en serio que ahora os preocupa lo que se haga con la cantera?...

A continuación