El penúltimo raulista vivo

Pedro León: mi reino por un trending topic

No sé si habrá cambiado mucho la clasificación pero, la última vez que he consultado twitter, Pedro León era trending topic por debajo de #peliculassindicales y por encima de Arturo Fernández. Bastante mejor situado que el murciano del Getafe se encontraba nomascorbatas, pero al chaval hay que concederle el mérito que tiene el haberle sacado un par de cuerpos en la clasificación a don Rafael Mora, ex "tronista" (¿se dice así?) del programa de Tele 5 Mujeres y hombres y viceversa, y autor, entre otras muchas, de la frase "por un minuto me gustaría ser feo". Lo que, desafortunadamente para él, ha llevado a Pedro, que sigue siendo un fantástico futbolista que debería progresar y dar por finiquitada de una vez por todas su etapa como madridista, a ascender tan velozmente en el escalafón social del universalmente conocido microblogging del gorjeo no han sido sus goles, sus regates, la importancia de su fútbol para el Geta o su convocatoria para la selección nacional sino unas declaraciones efectuadas a los compañeros de Onda Cero en las que se apiada de Albiol, que al parecer debe ser otro incomprendido en un país con más de cinco millones de parados, por lo malísimamente que tiene que estar pasándolo en el Real Madrid, y duda a continuación de que pueda revertir la situación "por el individuo que hay" en el banquillo. El "individuo", como habrán podido fácilmente deducir, no es otro que el imperfecto José Mourinho.

Uno, que también ha pasado por algunas vicisitudes profesionales, puede comprender la frustración de León al sentir que no ha podido cumplir su sueño de triunfar en el Real Madrid, pero cualquier psicólogo medianamente razonable le diría a Pedro que no es bueno para él quedarse instalado en el pasado o en lo que pudo haber sido y no fue. Desconozco los términos exactos de lo sucedido entre Mourinho y Pedro León, supongo que el entrenador tendrá una versión y el futbolista otra, y hubo un momento (y aquí lo dejé escrito) en que llegué a pensar que el chico podría darle la vuelta a la tortilla y convencer al portugués de que podía pertenecer a esa plantilla. Me equivoqué yo y, si él llegó a valorar seriamente dicha posibilidad, también se confundió él. Debió haber algo que no acabó de convencer a Mourinho. O a lo mejor no fue una situación sino muchas esparcidas como miguitas de pan a lo largo de una temporada. El caso es que, llamando "individuo" despectivamente al entrenador del Madrid, Pedro no queda precisamente en buen lugar sino todo lo contrario.

Acabo. Soy habitual consumidor tanto de Tele como de Onda Madrid y, en lo que respecta a la parcela deportiva, opino que tanto una como otra tienen un equipo de profesionales de primer nivel. Ayer se montó un buen lío porque los compañeros de la tele autonómica aseguraron que una de las condiciones impuestas por Guardiola para seguir era que se diera boleto a Piqué; Rosell salió por la tarde hablando de insidias y de lo que se hacía o se dejaba de hacer con el dinero público. Y, como casi siempre, el presidente del Barcelona ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo. Del tratamiento despectivo que TV3 otorga al Real Madrid no hay un ejemplo sino cientos; a finales del pasado mes de agosto, por referirnos a lo más inmediato, el programa Esport 3 afirmó que Mourinho se había comprometido con el Paris Saint Germain para la próxima temporada; la "noticia" se producía curiosamente días después de que un periodista de dicho canal le preguntara, con evidente ánimo provocativo, a Emilio Butragueño por el fichaje de Cesc por el Barcelona. No hubo, como se dijo, veto del Real Madrid, pero la actitud del periodista sentó francamente mal y, en respuesta a la indignación merengue, días después llegó el cheque en blanco del jeque del PSG. De las malas relaciones existentes entre Pep y Piqué ya se han escrito ríos de tinta; el caso es que Mourinho no está en París y Guardiola continúa sin renovar. Cuando Rosell quiera le doy más ejemplos. Y eso que yo no veo TV3.

A continuación