El penúltimo raulista vivo

Partido a partido

A mí me parece que el Cholo Simeone lleva repitiendo lo de "partido a partido" desde que los dinosaurios dominaban la Tierra. El karma del entrenador del Atlético de Madrid consiste en repetir una y otra vez la misma filosofía, no vaya a ser que se le desmande la tropa. El problema que yo veo en todo este asunto es que lo del "partido a partido" ya no se lo cree nadie en realidad y puede acabar convirtiéndose en un latiguillo absolutamente vacío de contenido, casi una broma de mal gusto, y el problema que puede ver Simeone es que los primeros en no creérselo sean sus propios jugadores y que, conscientes de que efectivamente la Liga está ahí, empiece a temblarles la paletilla.

Este Atlético de Madrid, que empezó siendo la revelación, ya no es flor de un día ni mucho menos y está claro que puede ganar la Liga. Puede que el fútbol que practica el equipo rojiblanco sea menos lucido y chispeante que el del Barcelona e incluso el Real Madrid, pero el equipo de Simeone siempre sabe a lo que juega. No sé por qué a la gente del Atleti que conozco le sienta tan rematadamente mal que diga que el Cholo es mourinhista cuando es así. Lo digo yo, sí, pero es que él mismo lo ha confesado en reiteradas ocasiones. Simeone recuerda mucho al Mourinho del Oporto, al técnico triunfador que llevó hacia lo más alto a un equipo que no era ni de lejos el mejor de Europa.

La suerte ha querido que el Atlético de Madrid-Barcelona sea precisamente el partido que eche el cierre a la primera vuelta del campeonato, un encuentro que marcará un "antes" y un "después" en las expectativas reales que el equipo colchonero tenga de conseguir la Liga. Para la jornada número dieciocho el Tata Martino habrá recuperado por fin al deseado Leo Messi, a quien se reservó ante el Elche pese a comprobar que ha recuperado su "mirada asesina". Si el Atlético gana y se queda con el liderato en solitario ya no habrá nadie que se crea lo del partido a partido. Decía Simeone que sería "lindo" que la situación vivida ayer fuera igual al final de la Liga. Puede ser, puede ser...

A continuación