El penúltimo raulista vivo

Palabra de boy scout

A Miguel Angel Gil, que es el Tip de esa curiosísima pareja que rige, mal que les pese a la inmensa mayoría de socios y aficionados rojiblancos, los destinos del histórico y otrora potente y respetado Atlético de Madrid, únicamente le faltan cuatro emisoras de radio mundiales a las que acudir para contar que Florentino Pérez le dio su palabra de boy scout de que jamás en la vida ficharía a Agüero; a saber: Radio Oye de México, Radio George FM de Nueva Zelanda, Radio Moris de Mauricio y Radio Power Tuk de Turquía. Jamás en su vida como dirigente deportivo había hablado tanto el hijo de Gil, nunca; para sacarle tres palabras había que pertrecharse con un fórceps y armarse de un montón de paciencia, y ahora sin embargo lleva quince días que no para de dar conciertos por toda España...

¿A santo de qué larga tanto ahora Gil cuando ha permanecido en casi absoluto silencio durante años?... Muy sencillo: Gil junior, que soporta de mala gana que papá le dejara incrustado en el club a Enrique Cerezo, pretende dejar extendida por ahí la idea de que habrá sido él y sólo él, su sagacidad y su grandiosa gestión, quien haya conseguido que el Kun no les falte al respeto yéndose al eterno rival. Ahí hay de entrada un error importante porque, por mucho que me duela decirlo, hace un porrón de años que el Atlético dejó de ser oposición real al Madrid, y una de las pruebas del algodón es justamente la actitud del consejero delegado rojiblanco: que el número uno (o el dos) del club pretenda poner en valor un hecho tan ridículo como impedirle a Agüero que cumpla su sueño de vestir de blanco explica por sí solo a santo de qué se encuentra así el gran Atlético de Madrid. Una pena.

Hay otra teoría. Me dicen que Florentino Pérez está empezando a hartarse de que este hombre vaya por ahí desvelando una conversación que, de haberse producido, fue en cualquier caso privada y se llevó a cabo entre cuatro paredes. Pareciera como si Gil no se fiara demasiado de la palabra de F.P. y, por si acaso decidiera el Madrid entrar en guerra, quisiera dejar fotografiado al presidente blanco como un traidor absoluto y total. Olvida Miguel Angel Gil el insignificante detalle de que quien quiere fichar por el club blanco es su jugador y que el interés del Real se ha despertado al conocer su decisión. ¿Qué hará el señor consejero delegado del Atleti cuando Agüero salga públicamente y diga que quiere cruzar de acera?... Ya dije aquí mismo que si es cierto que Florentino dio su palabra de que no tocaría al Kun se equivocó; ahora el error lo ha cometido Gil al ir por ahí contándolo. Lo justo es que se respete la decisión del chico.

A continuación