El penúltimo raulista vivo

Orenga se mira en el espejo de Del Bosque

Estoy seguro de que Juan Antonio Orenga dimitirá tras el batacazo del Mundial y que, en caso de no hacerlo, será fulminantemente cesado. Si no lo hizo ayer, nada más acabar el peor partido de la selección española de baloncesto que recuerdo en años, fue probablemente porque Orenga se miró en el espejo de su homólogo de fútbol y pensó que si Del Bosque no se había ido después de caer en la primera fase y perder por 5-1 ante Holanda y por 2-0 ante Chile, él tenía aún menos motivos para hacerlo tras caer en unos cuartos de final y con las semifinales ahí al lado. Pero repito lo mismo que al principio: estoy convencido de que Orenga, que es un tipo sensato, dará el primer paso y que, de no ser así, recibirá un empujoncito por parte de José Luis Sáez.

Así que, después de muchos años sirviendo como referencia positiva, Del Bosque se ha convertido en un mal ejemplo, en el ejemplo que no se debe seguir. La diferencia entre el seleccionador nacional de baloncesto y el de fútbol es que mientras el primero se ha estrellado siempre el segundo sólo lo hizo la última vez. Esa y que Del Bosque ganó un Mundial y una Eurocopa, clavos ardiendo al rojo vivo a los que se agarró Vicente para tratar de convencernos a todos de que lo más razonable es que continuara al frente del equipo nacional. Tanto se miró ayer Orenga en el espejo de Del Bosque que en la rueda de prensa apeló incluso a su pertenencia a la federación como si aquello fuera la casa del parchís.

Es curioso: los mismos colegas de la prensa que no comprenden cómo es posible que Orenga no se fuera ayer en caliente tampoco entendían por qué debería haberse ido Del Bosque en frío. A Vicente se le ha otorgado un fuero especial por parte del periodismo deportivo por el hecho de haber ganado Mundial y Eurocopa, una especie de bula papal por todos los servicios prestados... en el pasado. Orenga se irá y Del Bosque continuará... ¿hasta cuándo?... Quiero decir que no sé muy bien cuántos puntos se le dieron a Del Bosque por los éxitos cosechados y cuántas "vidas" acumula el seleccionador de fútbol. Aún siendo perfectamente consciente de que no estaban bien, Del Bosque convocó a jugadores para el Mundial de Brasil con el único objeto de homenajearles, y ahora homenajeamos a Vicente... ¿hasta estrellarnos en la Eurocopa de 2016?

A continuación