El penúltimo raulista vivo

Ocho frescas a Mijatovic

No sé cómo no se le cae la cara de vergüenza a Pedja Mijatovic cuando acusa a los árbitros de perjudicar al Real Madrid. El montenegrino –¡madre mía, qué grande le viene ese puesto!– ha logrado camuflarse hasta ahora entre la incompetencia de Ramón Calderón y la inoperancia de Fabio Capello, pero ya va siendo hora de decirle a este caballero unas cuantas frescas.

Primera fresca: Con él al frente de la dirección deportiva, el Real Madrid Club de Fútbol se ha gastado ya la friolera de 105 millones de euros en fichajes. ¿Quiere algo más el señorito? ¿Un cafelito? ¿Un ron? ¿Un habano?

Segunda fresca: Iván Helguera, a quien amenazó con dejar sin dorsal, ha terminado convirtiéndose en uno de los pocos fijos de Capello.

Tercera fresca: David Beckham, sometido a una humillación sin límites por el simple hecho de haber aceptado la oferta de otro equipo para jugar a partir del 30 de junio, también ha tenido que ser recuperado en el último momento. Conviene recordar aquí que Capello llegó a llamar a Nieto, jugador del Castilla, para completar la lista de convocados, antes que echar mano del inglés. Ahora Beckham "es un gran profesional".

Cuarta fresca: La venta de Ronaldo al Milan en enero le ha costado 10 millones de euros al club puesto que en julio los italianos ofrecían el doble.

Quinta fresca: En julio hacían falta veteranos, en enero eran necesarios jovencitos. De Cannavaro se pasó a Higuaín, y de Emerson a Gago. ¿En qué quedamos? Ahora Higuaín no juega y Gago pasa desapercibido.

Sexta fresca: Calderón, que había prometido que jamás intervendría en asuntos deportivos, tuvo que hacerlo, incumpliendo una nueva promesa, para sacar mayor tajada por Jurado y para evitar el traspaso de De la Red al Valencia o al Getafe. Que le pregunten a Ángel Torres qué piensa de Mijatovic.

Séptima fresca: Robinho está contentísimo con la defensa que su director deportivo hizo de él cuando alguien decidió filtrar que el chico había llegado en malas condiciones a un entrenamiento.

Octava fresca: Eso, naturalmente, sin olvidar que Calderón, que no es un profesional, tenía atado a Bernd Schuster para el banquillo, pero que el experto Mijatovic le quitó esa idea de la cabeza y recomendó la contratación de Capello.

Me salen ocho, pero podrían ser dieciséis perfectamente. No está mal: ocho en ocho meses. Tápese usted un poquito, Pedja, tápese. Encima de que está usted aprendiendo sobre la marcha a costa del Real Madrid, no haga que los madridistas se sonrojen más aún. Tápese y luego, si de verdad quiere usted hacerle un servicio al club, presente la dimisión. Apuesto también en este caso pajaritos contra corderos a que no lo hará. ¡Hala Madrid! Sí, pero poniendo el cazo.
A continuación