El penúltimo raulista vivo

Obama, Rubiales y el acontecimiento planetario que acabó con Lopetegui

Es un relato viejo pero, ahora que tenemos nuevos datos, desvelados anoche mismo por Luis Rubiales en el confesionario de la Cadena Cope, conviene recordar que la decisión de echar a Lopetegui dos días antes de que arrancara el Mundial de Rusia por algo similar a lo que en su día hicieron, aquí, Ladislao Kubala o Luis Aragonés, y, allá, Van Gaal o Conte más recientemente, acabó como acabó, con España eliminada traumáticamente por la selección anfitriona, netamente inferior a la nuestra, con Hierro y Celades fuera y con Luis Enrique, que sólo Dios sabe qué nos deparará en el futuro, dentro. Existía cierto consenso generalizado al respecto de que las cosas podrían haberse hecho bien, mal o regular pero que Rubiales (y personalizo puesto que, aún con el apoyo de la junta directiva, la decisión fue suya) lo hizo rematadamente mal.

Pero anoche, como decía, la situación dio un giro de 180 grados cuando Luis Rubiales decidió hacer público un secreto que avala totalmente su decisión, y no es otro que el apoyo al cese de Lopetegui manifestado en privado por el ex presidente de la otra Casa Blanca, la de los Estados Unidos de América. Leire Pajín definiría esta coincidencia como un "acontecimiento histórico en el planeta", pero no creo que sea momento de sacar pecho sino de darle al César lo que es del César, o sea a don Luis lo que le pertenece, poque hasta anoche desconocíamos este dato absolutamente fundamental y que, como decía, justifica y avala plenamente el cese del seleccionador nacional a 48 horas del inicio del Mundial por haber fichado por el Real Madrid.

Esto va in crescendo, señoras y señores. Luis Enrique sacó el otro día el comodín de don Pelayo pero, probablemente celosillo, Luis Rubiales acaba de mostrar el de Barack Obama. ¿Qué será lo próximo? ¿Apelar al 4-4-2 de San Pedro? Ante esta nueva y definitiva revelación, a los españoles no nos queda más remedio que aplaudir la decisión del presidente de la federación española. Julen Lopetegui estuvo cesado y bien cesado y debemos estar contentos porque a España la eliminaran en octavos de final de un Mundial en el que partíamos como uno de los favoritos puesto que Barack Obama piensa que Rubiales hizo bien ya que a veces hay que tomar decisiones duras. A lo de Benítez ni siquiera me refiero porque seguro que voy a meter la pata y detrás de todo estaba Bill Clinton. Ni Chiquito de la Calzada, oiga.

A continuación