El penúltimo raulista vivo

Nuestro Wally juerguista

A Guti ya se le ha visto merodeando por el Space. La foto ha corrido por internet como un reguero de pólvora. El juego consistiría en encontrar al Wally juerguista. Como don Hilarión, Guti abraza a una morena y a una rubia en presencia de un grupo de personalidades de la noche ibicenca. Porque aunque la foto se hace de día, la farandulilla que rodea al jugador del Madrid es eminentemente nocturna y del "chunda chunda" y del "pumba pumba". No hay más que echarle un vistazo al moreno de gafas rosas que, consciente de la importancia del momento, quiere inmortalizarse junto al canterano y le apunta con los índices de las manos como diciendo "¡ahí está!" o "¡este es mi ídolo!", para saber de qué estoy hablando. Pero Guti, como tonto, sólo tiene ojos para la morena que acaba de salir con él de la disco y que, feliz y dichosa ante tantísima atención por parte del hombre que le dio aquel pase de tacón a Benzema, sostiene uno de esos botecitos de bebida energética con una pajita.
 
No parece que a Guti le haya sentado demasiado mal quedarse fuera de la lista de 23 de Sudáfrica, ni da tampoco la impresión que las palabras de Mourinho le hayan hecho reflexionar una décima de segundo. No creo que Guti vaya a seguir muy de cerca la información concerniente al Mundial o los rumores sobre los futuros fichajes del Real Madrid. Del tee directamente a la cala. Por fin queda oficialmente inaugurada la temporada de verano 2010. Sólo falta que Gunilla von Bismarck aparezca por Marbella y que a Ana Obregón le roben sus posados en biquini como todos los años. De la foto ya le habrán hablado a Florentino Pérez y también estará en poder de Mourinho, un tipo que se toma tan en serio su trabajo que sólo va a cogerse diez días de asueto. Por supuesto que el chaval está en su tiempo libre, pero es que a Guti lo de las vacaciones siempre le ha dado exactamente igual. No creo que sea esa la imagen que F.P. quiere para su Madrid.

Mourinho visitó el otro día Valdebebas y allí estaba Raúl entrenando. Parece que alguien comentó, por supuesto que en broma, que le extrañaba que no estuviera también Guti. A veces pienso que Guti habría explotado de verdad sin entrenadores, y que habría sido tantas veces internacional como Raúl si no hubiera habido seleccionador por medio. Me parece que a Guti nunca le ha gustado demasiado el fútbol porque, de lo contrario, hace muchísimos años que se habría ido fuera a probar suerte. O a lo mejor sí le gusta el fútbol, pero no como profesión. El caso es que Mourinho lo tiene claro: Guti está fuera porque se ha tirado un mes despidiéndose hasta del apuntador. Primero dijo que se iba a un sitio, luego dijo que se iba a otro... De momento, mientras Raúl entrena para quedarse o para irse, nuestro Wally juerguista acaba de ser localizado en las inmediaciones del Space de Ibiza haciendo unos largos en la disco. Que le pregunte a la rubia contra qué selección debuta España en el Mundial.
A continuación