El penúltimo raulista vivo

No existe la palabra "amistoso"

Solía decir el galés John Toshack que al final siempre jugaban los mismos. Vamos, en realidad Toshack lo decía de otra forma mucho más grosera, pero nos entendemos, ¿verdad que sí?... Mourinho, que también es una fábrica de dejar frases para la historia del fútbol, comentó el otro día que en el Madrid nadie iba a jugar por lo que hubiera costado. Parece que, por lo que se lleva visto hasta ahora de los partidos amistosos, al portugués le han convencido Pedro León y Canales, sustituto natural de Kaká. El chaval se ha adaptado más rápidamente de lo que pudiera pensarse y ya es sabido que a Mourinho le gusta el desparpajo por encima de todo. ¿Jugarán con Mourinho los mismos once... de siempre?...

El caso es que ante Los Angeles Galaxy empezaron jugando los Dudek, Lass, Diarra, Granero, Drenthe y Garay y acabaron jugando los mismos once de casi siempre. El Real se fue perdiendo por 2-0 al descanso y, a la vuelta del descanso, Mourinho quitó a diez de golpe y porrazo. Es curioso porque Mou explica que un equipo como el Madrid no puede jugar diez meses con dos delanteros y Raúl acaba de marcharse a la Bundesliga, aunque es cierto que quiso irse él. Por lo demás, Higuaín sigue tan enchufado como acabó la Liga y el Mundial, marcando goles como churros y ofreciéndole al entrenador una opción sensata. Porque Benzema... En fin, Benzema es Benzema.

Ese es el problema, Benzema. A buen seguro que el francés supondrá un reto para Mourinho. Un gran reto. Se le sigue viendo bajo, ausente, al más puro estilo Anelka. Nadie duda de las cualidades técnicas de Benzema, pero el francés está fuera de onda. Fue, por cierto, uno de los sustituidos en el descanso. Tal era la impaciencia del entrenador madridista que, nervioso y probablemente harto, se fue yendo al vestuario cuando corría el minuto 43; de hecho vio el penalti del 2-0 desde el córner. Para Mourinho no existe la palabra "amistoso", del mismo modo que para Napoleón no existía la palabra "miedo". Tiene trabajo porque, por lo visto el otro día, sí hay jugadores en su plantilla que no conocen más que la palabra "amistad".

A continuación