El penúltimo raulista vivo

Neymar y el 0,001 por ciento

Me llamó mucho la atención que en la víspera del partido copero contra el Valencia, el de la incomparecencia del equipo de Gary Neville, que aún debe andar el hombre tratando de localizar la entrada al Camp Nou, Luis Enrique dijera acerca de la complejísima situación judicial de Neymar que al futbolista su tema le preocupa un 0,001 por ciento. A Neymar se le investiga en España por una presunta estafa, en la que también aparecerían implicados su padre, su madre, el Fútbol Club Barcelona, el ex presidente Sandro Rosell y el presidente Bartomeu; y, por cierto, también le buscan las cosquillas en Brasil, donde al parecer tampoco hizo las cosas como es debido, de modo que uno tiene que venir directamente de Ganímedes o bien tiene que ser un auténtico desahogado para que le preocupe un 0,001 por ciento el hecho de que un juez de la Audiencia Nacional le llame a declarar a Madrid por la comisión de un presunto delito. Yo, sin ir más lejos, estaría aterrado...

Aún así, y pese a que el entorno del jugador no hace otra cosa que quejarse de nuestro país, que según parece no es capaz de ofrecerle a Neymar Corporation la "estabilidad" (así lo llaman ahora) necesaria, alguien debería hacerle ver al padre de la criatura que está errado y que España es sin lugar a dudas el paraíso perfecto tanto para él como para su despreocupado vástago: en ningún otro sitio del planeta Tierra, en ninguno, le esperan a uno a la salida del Juzgado sus presuntos estafados para pedirle autógrafos y hacerse selfies. En el caso de Luis Enrique, que a este paso va a acabar recibiendo a los periodistas despatarrado y a porta gayola, la irresponsabilidad es doble: el mensaje que envía el técnico del Barça es que da lo mismo hacer las cosas bien que hacerlas mal y que es igual pagar que trocear para evadir al fisco. Aunque, pensándolo bien, ese es, más o menos, el argumento que la Abogacía del Estado empleó no hace mucho en el Casso Nóos, que el "Hacienda somos todos" no era en realidad más que una broma.

En Jugones dijeron ayer que el Real Madrid estaba pensando seriamente personarse en el "caso Neymar". Desde Barcelona llevan desde hace mucho tiempo deslizando la idea de que detrás de la situación judicial del chico se encuentra, como siempre, la negrísima y alargadísima mano del todopoderoso Florentino Pérez. El caso es que el bulo, incomprensible, infantiloide y absurdo, ha calado entre la población hasta el punto de que, probablemente como uno de los elementos integrantes de la tactica de la defensa, papá Neymar insiste constantemente en que a su hijo le habría ido mucho mejor fichando por el Real Madrid. Tengo que ver yo que el club blanco se defienda, no me jugaría nada en la apuesta. De todos es sabido que, a excepción de la etapa de Mourinho, a la insidia suele responder el club blanco con la canción de Viva la gente y a la infamia suele contestar con un resúmen de lo mejor de La Casa de la Pradera. La caballerosidad siempre por delante.

A continuación