El penúltimo raulista vivo

Naturalmente, arriba Ramos

¿Y qué quería Florentino, según la información de El Mundo Deportivo, que dijera Sergio Ramos? ¿Abajo España? ¿Mueran los españoles?... Nos dicen por un lado que hay que cicatrizar las heridas, que conviene mirar hacia adelante, que no debemos repetir los errores del pasado, y por el otro seguimos obsesionados con los mismos viejos clichés de siempre. ¿Y qué si Ramos dijo "arriba España"? ¿Y por qué habría de inquietar o molestar eso al presidente del Real Madrid? ¿Y a santo de qué tendría que peligrar la renovación del contrato del sevillano por dicho motivo? ¿Y qué connotaciones políticas son esas?... Yo veo muy requetebién que un futbolista internacional español, uno de los héroes de Sudáfrica, escriba o diga "Arriba España"; lo contrario, gritar "Abajo España", sí que supondría a mi modo de ver un auténtico escándalo.

Pablo Molina lo explica, mucho mejor de lo que yo pueda hacerlo nunca, en su artículo titulado Naturalmente, arriba España: "El hecho de que en la II República (...) la izquierda exhibiera pancartas con el lema "Abajo España, viva Rusia", no debería constituir para los españoles actuales el marco ético de lo que se puede desear o no en público en nuestro país". Pero, tras su rifirrafe del otro día con un periodista de TV3, existe entre los periobarcelonistas un interés muy especial en intentar hacer pasar al central madridista por un "facha". No llamó tanto la atención ni la prensa catalana montó el mismo revuelo por el hecho de que Oleguer Presas calificase como "récord de salto de altura" un atentado criminal de la banda terrorista ETA.

Yerra el tiro El Mundo Deportivo. Florentino no está molesto con Ramos por un "Arriba España" más o menos sino porque  René, hermano y a la sazón representante del defensa, llamó hace poco a la puerta presidencial para pedir una ficha de 10 millones de euros para Sergio esgrimiendo un presunto ofertón del siglo por parte del Manchester City. Con las mismas, Florentino le dijo a René que aceptase la oferta y se marchara sin pensárselo dos veces a la Premier, y fue entonces cuando René dio marcha atrás. De Florentino se ha dicho que no podía ni ver a Hierro, que acabó a tortas con Figo y que no tragaba a Raúl, y ahora se rumorea que no tiene feeling con Casillas. De ser ciertos todos y cada uno de esos roces, a F.P. le habría salido mucho más barato comprar el Liverpool y trasladar hasta Inglaterra su reinado.

A continuación