El penúltimo raulista vivo

Mourinho, Einstein y el pequeño Pinzón

Si yo fuera Florentino esponsorizaría cuanto antes las ruedas de prensa de José Mourinho. Conociéndole, seguro que ya lo ha pensado. Estoy convencido de que el Real Madrid sacaría más pasta con las ruedas de prensa de Mourinho que el Barcelona con Qatar Foundation, esa empresa sin ánimo de lucro. Absolutamente todo el mundo está pendiente de lo que diga o deje de decir el entrenador portugués del Real Madrid, y hoy, después de los tiritos de Alves y Villa, el primero diciendo que Mourinho no ha inventado el fútbol y el segundo que ellos hablan sobre el campo, tampoco ha sido una excepción. Siempre da titulares Mourinho y, por unas u otras razones, el mundo del fútbol parece girar alrededor suyo y también de Cristiano Ronaldo. Esponsorícese ya.

Mi voto al mejor entrenador de 2010 es indiscutiblemente para el señor Vicente del Bosque, aunque entiendo que a Mourinho le extrañe que no le den el Balón de Oro a un técnico que lo ha ganado todo en el año en curso. Todo, sí, efectivamente, todo menos el Mundial, y me parece que en año de Mundial parten con mucha ventaja quienes lo ganan: ahí está, sin ir más lejos, el clamoroso caso de Sneijder, jugador que estaba a las órdenes de Mourinho y que tiene el "lunar" de haber sido sólo finalista con Holanda en Sudáfrica. Tengo para mí que Guardiola le ha pedido a Alves que sea algo así como el "contestador automático" de Mourinho, lo que pasa es que el defensa del Barcelona se ha tomado tan en serio su nueva función que ya incluso se anticipa a la jugada.

Y es cierto que Mou encaja más con la retranca del foro que con el fino humor catalán: "Tenemos que aprender de la gente inteligente... lo que dijo Alves, ni Einstein lo habría dicho mejor. Un portugués descubrió su país, pero tiene razón, sí, no ha sido un portugués el que ha inventado el fútbol". Esta vez, sin que sirva de precedente, no puedo repetir eso de L.Q.D.M. Por lo que yo tengo entendido, ya que por motivos que no vienen al caso no me encontraba allí en aquel preciso momento, no fue un portugués sino un español quien descubrió Brasil; Vicente Yáñez, el más jovencito de los Pinzones, fue el primer navegante europeo en llegar a la tierra de Alves, tres meses antes de que lo hiciera Pedro Álvares Cabral. En Historia, pues, no puedo aprobarle, aunque en la asignatura Fútbol esté acostumbrado a sacar siempre sobresaliente. Y que conste que si no le mando a septiembre es porque hace más falta aquí.

A continuación