El penúltimo raulista vivo

Mou tiene equipo

El partido de anoche corrobora varias cosas. La primera de ellas es que el 5-0 con el que el mejor Barcelona de toda la historia según los especialistas dio la bienvenida en su día a José Mourinho no se volverá a repetir. Yo, y ya lo he dicho en más de una ocasión, creo que el Real Madrid ha tenido mejores equipos que el actual, y sin embargo éste de ahora es perfectamente capaz de competir de tú a tú con un Barcelona que estaba llamado a imponer su ley durante muchísimos años; no sólo no ha sido así sino que aquella meteórica y temible trayectoria que el periobarcelonismo utilizaba para asustar por las noches a los niños del Madrid ha descarrilado con sendas Copa, Liga y Supercopa y la consabida fuga a Nueva York del artífice de todo ello, el señor Pep Guardiola, que en cuanto vio las orejas al lobo luso salió pitando hacia EE.UU.

Y si el Real Madrid es capaz de hacerle frente al mejor Barcelona de la historia es por la calidad de sus jugadores, eso por supuesto, pero también por la actitud y la ambición que de ellos sabe extraer el entrenador. Eso nos lleva directamante a la segunda cuestión que viene a corroborar el partido de ayer: Mourinho tenía toda la razón del mundo cuando dijo lo que dijo después de los tremendos despistes ante Getafe y Sevilla. A la vista está que el Madrid que empató anoche en el Camp Nou y que ganó con holgura a Deportivo de La Coruña y Ajax de Amsterdam no tiene nada que ver con el Real del inicio de temporada. El poco tiempo transcurrido desde entonces hasta ahora le ha dado la razón y su test de estrés ha servido para movilizar de nuevo a los jugadores que habían roto filas.

El partido nos deja más cosas. Nos deja por ejemplo un Tito Vilanova que ha tardado menos tiempo que su antecesor en el cargo en quitarse la careta. Si ya nos sorprendió el otro día el técnico culé criticando duramente a un árbitro que les había remontado literalmente el partido en Sevilla, lo de este domingo con el anuncio de un vídeo con todas las patadas de Pepe es de órdago a la grande. En mi opinión seguiría habiendo Liga con el Real Madrid a 11 puntos del Barcelona, pero ha sido una pena desde luego que el equipo blanco no se haya quedado a 5 debido a un error (probablemente el único) arbitral. Conclusión: por supuestísimo que Mourinho tiene equipo y naturalmente que va a presentar batalla en todas y cada una de las competiciones en las que esté inscrito. Lo de aquel paleolítico 5-0 fue una vez y no más Santo Tomás. El Real Madrid acabó la travesía del desierto y sigue en buenas manos.

A continuación