El penúltimo raulista vivo

Moc, moc

"Aiaiaiaiaiaiaiaiaiai!!!! Quins nervis!! I'm a bit nervous!! Ooooooohh! Moc moc"... No, no es Miguel de Cervantes Saavedra, ni tampoco Francisco de Quevedo sino Gerard Piqué, un chico que juega muy bien al fútbol pero que si, en vez de hacerlo en el Fútbol Club Barcelona lo hiciera en el Real Madrid, más de uno y más de dos habrían exigido ya a estas alturas su ingreso con carácter de urgencia en una casa de salud. El "aiaiaiai" y los dos "moc" del twitter de Piqué son, al parecer, a propósito del inminante fichaje de Cesc Fábregas por el club de sus amores, que nunca fue el Arsenal sino el Barça. El presidente de aquel entonces, que debía ser Joan Laporta, dejó que un chico de la cantera azulgrana emigrara a la Premier y ahora Sandro Rosell, su archienemigo, le rescata por 40 millones. Pero en fin, esa es otra historia y el Barcelona pueda gastarse como quiera el dinero del que carece.

Pero íbamos al tuit de Piqué, que no es precisamente, como les decía, un ejemplo cervantino o quevediano. No ha acabado aún la reposición de Frijolito en el canal Nova pero sí está sin embargo a punto de tocar a su fin el otro culebrón, el de Fábregas. Hoy mismo decía Pep Guardiola que para saber las últimas novedades del inminente fichaje no tiene por qué ir a los tuits de su central, pero quien sí parece que lo ha hecho ha sido el Arsenal. De hecho, todo hace indicar que Cesc estaba montado en un coche camino del aeropuerto con objeto de ser presentado hoy mismo, veinticuatro horas antes del partido de Supercopa contra el Real Madrid, y que le llamaron desde el club para pedirle que diera media vuelta: el Arsenal estaba indignado con los "moc, moc".

¿Había o no había que dejar tranquilo a Cesc? ¿Qué se habría dicho de Sergio Ramos, por poner un caso, si en su twitter hubiera jaleado el fichaje de un jugador por parte del Madrid y su actitud hubiera retrasado la operación? ¿Qué se habría dicho del Real Madrid? ¿Y qué actitud habría adoptado Arsene Wenger si hubiera sido el Real en lugar del Barça el llamado a chotearse de él, de su directiva y aficionados? ¿Y si el Madrid recuperara ahora a Mata por 40 millones? ¿Sería la suya una forma imperialista de fichar? ¿Acusarían al club blanco de no saber lo que se trae entre manos por dejar escapar a semejante perla y recuperarla después a base de dinero?... Enhorabuena al Barcelona porque ficha a un fenomenal jugador, un jugador que siempre fue suyo en realidad, por 4 millones más de los que costó Benzema. Felicidades. El acoso tuvo premio. Aunque, y esto que no salga de aquí por favor, el "moc, moc" tenga la gracia allí donde la espalda pierde su casto nombre. 

A continuación