El penúltimo raulista vivo

Messi, Balón de Oro

Al igual que José Mourinho, yo también pienso que el Balón de Oro ya está otorgado. Y, aunque eso Mourinho no lo dice abiertamente, creo que el ganador será una vez más Leo Messi. Mourinho no se está refiriendo, por supuesto, a que a él le hayan filtrado el resultado final de la votación y obre ya en su poder una información privilegiada de la que carecemos los demás sino a que poca batalla se puede dar cuando hasta el mismísimo presidente de la UEFA, aquel que debiera velar por la equidad en el trato, apuesta en público y en privado por el jugador del Barcelona. Michel Platini está mortalmente enfrentado al Real Madrid porque Florentino Pérez encabezó en su día (y el error consistió en no rematar la faena entrando hasta el fondo en las oficinas de Nyon) una revuelta de los clubes contra la organización que él preside.

El francés, que en el fondo (y en la forma) es un cobarde, va dejando un reguero de miguitas de pan por el camino: hoy humillo a tu entrenador, mañana no le entrego la placa por sus 100 partidos en Champions, pasado te envío a Gianluca Rocchi, la semana que viene me pongo del lado de Messi... Poco importa que ahora metan a Rocchi, cuando el italiano ya ha impedido que el Real Madrid luche por la primera plaza de su grupo de clasificación (el más difícil de todos, por cierto), en una nevera o en un congelador: el daño ya está hecho y no tiene reparación posible. El entreguismo a Messi es total y absoluto y ante el asedio el resto de clubes han optado por sacar bandera blanca: normal que a Mourinho, que habitualmente no se rinde sin luchar, no le traguen tampoco por ahí.

Messi ganará el Balón de Oro, Cristiano el de Plata para disimular e Iniesta completará la terna. Por cierto que, con objeto de explicar la extrañísima ausencia de Casillas en el triunvirato final, se dice que ni el Real Madrid, ni tampoco Florentino Pérez o Mourinho hicieron campaña por su portero. Si eso explica la ausencia de Casillas, ¿cómo justificar la presencia de Iniesta?... Todos en el Fútbol Club Barcelona (y cuando digo todos digo todos) han apoyado sin fisuras la candidatura del argentino ninguneando a un campeón del mundo y de Europa. A Mourinho le han acusado de partidista e incluso de antiespañol cuando ha salido a dar la cara por Cristiano, que a la vista está que era el único jugador del Real Madrid con opciones reales de ganar el premio. Mi pregunta es la siguiente: ¿Quién apostó en el Barcelona por Iniesta antes de conocerse el nombre de los tres finalistas?... Pongo en marcha el cronómetro.

A continuación