El penúltimo raulista vivo

Manipuladora Planas

Mónica Planas, la heredera en España del legado periodístico que ha dejado vacante el recientemente fallecido Ben Bradlee, escribía el otro día en su crítica televisiva que no entendía cómo era posible que 13 Televisión consintiera que en su programa La Goleada se insultara a la gente. Y esto es, para que nos vayamos entendiendo todos, como si Tarzán Migueli, que acabó con la carrera deportiva de Paco Bonet, escribiera por ejemplo que no entiende cómo es capaz Pepe de realizar esas entradas tan duras. Debe ser que Planas, como me pasa a mí, no lee su propio periódico, el periódico para el que trabaja, el que la tiene injustamente relegada a la penúltima página, el periódico Mundo Deportivo. Todos los días, todos, se insulta a alguien en MD, otrora ejemplo del mejor periodismo deportivo y hoy fanatizado adrede por mor de intereses comerciales y porque Sport se le escapa.

Hoy, sin ir más lejos, Joan Poquí dice textualmente lo que sigue referido al Real Madrid: "No es raro algo así viniendo de una entidad que hasta hace bien poco desconocía el significado de la palabra 'urna' y que siempre se ha caracterizado por el rancio caciquismo tan propio de la España más troglodita". Pero Planas, que sigue sin contestarme vía Twitter si ella cree que el periodista que afirmó que Florentino Pérez había llamado a José María Aznar por el "caso Neymar" debería ser fulminantemente despedido de su puesto de trabajo, no dice sin embargo nada de su compañero Poquí. Tampoco ha escrito nada a propósito de que Victor Lozano afirmara el pasado miércoles, y precisamente en La Goleada, ese programa que tanto le disgusta, que las primeras "seis ánforas" del Real Madrid "estaban manchadas de sangre". Así, como suena.

Sé, porque lo sé, que Victor se arrepintió al instante de decir lo que dijo. A mí me ha pasado a veces. E indignó a mucha gente que en ese momento no me levantara de la silla y me fuera del programa o le contestara elevando el listón de la grosería. Pero, ¿qué decir a eso? ¿Cómo responder?... Y, ¿para qué?... Interpreto que a Planas le parece correcto que un periodista se invente una llamada de Florentino a Aznar, que otro llame "troglodita" al Real Madrid y que un tercero afirme que seis de las diez Copas de Europa que tiene el club blanco están "manchadas de sangre", pero no se lo parece que otro diga que Luis Enrique hace idioteces. Planas es sin lugar a dudas mil veces peor que Bosch, Poquí o Lozano, mucho peor. Ya lo decía Galbraith: "Para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula".

A continuación