El penúltimo raulista vivo

Mando en plaza para Messi

Me hace mucha gracia cuando alguien dice que tal o cual jugador manda en un vestuario. Por supuesto que es así, pero me hace gracia porque, dependiendo de quién sea el jugador y de si nos cae bien o nos cae mal, es razonable que mande o hay que lapidarle en la plaza pública por mandar. ¿Mandaba Asensi, por poner un caso, en el Barcelona?.. En 1970 no, pero en 1980 mandaría un montón. Lo contrario sería de locos. Manda quien lleva más tiempo en un sitio y quien ha demostrado su valía y su carácter para ejercer el mando. ¿Mandaba Camacho en el Madrid?.. En 1973 no, pero en 1983 no se movía una hoja en el vestuario sin su consentimiento. Lo anormal habría sido que, en el Madrid de mediados de los 80, hubiera mandado Jankovic, que era un recién llegado, y no Camacho que ya llevaba una década en el club. ¿Manda Raúl en el Madrid?.. Naturalmente. ¿Por qué?.. Exactamente por lo mismo que mandó Camacho: porque se lo ha ganado.

¿Manda Messi en el Barça?.. Claro que manda. Y a las pruebas me remito: Laporta mejora por quinta o sexta vez su contrato tras el fichaje de Ibrahimovic y Guardiola consiente que se pierda el primer partido de Liga para que juegue con la selección de Argentina. Ahora mismo Leo Messi no manda en el Barça porque lleve un montón de años sino porque está considerado unánimemente por todos como uno de los dos mejores futbolistas del mundo. Pero es inevitable que, a medida que vayan transcurriendo los años, Messi vaya mandando más. Laporta corre a mejorarle el contrato y afirma delante de las cámaras que el mejor jugador mundial tiene que estar contento porque sabe perfectamente que esto es así. Y Guardiola le deja que juegue para Maradona en vez de hacerlo para el club que le paga una auténtica millonada porque está pensando en los cincuenta partidos siguientes.

Pero Messi manda porque se lo ha ganado sobre el campo. ¿Por qué no corrió Laporta para mejorar el contrato de Bojan?.. ¿Dejaría Guardiola que cualquier otro futbolista se perdiera el inicio de la Liga?.. Messi es distinto y por eso manda. Manda, por cierto, exactamente igual que mandaba Guardiola cuando era jugador. Los futbolistas importantes mandan porque saben que el negocio del fútbol depende de ellos. En el Madrid manda Casillas, en el Barcelona mandará Ibrahimovic y en el Atlético de Madrid manda Forlán. Independientemente de capitanías. Y, en algunos casos, también del dinero que se cobre. No diré que Messi hará lo que le plazca pero casi. Para tres meses que le quedan, Laporta no quiere problemas. Guardiola sabe que conviene transmitirle a Messi que es un futbolista distinto. Y si quiere irse unos días con Argentina, pues que se vaya. Quedan doscientos días más y muchos partidos trascendentes que resolver. Y muchos dependerán de que Messi se sienta feliz.

A continuación