El penúltimo raulista vivo

Loco por la música culé

Ojalá, del árabe law sá lláh, que quiere decir "si Dios quiere", es una interjección que denota vivo deseo de que suceda algo. Y eso es lo que responde exactamente Agüero -"ojalá"- cuando el periodista del programa Paso a Paso del canal de televisión TyC Sports le pregunta al futbolista del Atlético de Madrid lo siguiente: "¿Entonces es que Messi te lleva al Barça?...", a lo que Agüero responde con el famoso "ojalá". El titular exacto con el que debería haber salido Clarín sería el siguiente: "Un periodista del canal TyC Sports le preguntó a Agüero si Messi le iba a llevar al Barça y éste le respondió que ojalá fuera así", pero ese titular es demasiado extenso y poco impactante, y entonces lo que hace el periodista es abreviarlo, uniendo en una sóla frase la pregunta del colega de Paso a Paso y la concisa respuesta del Kun: "Ojalá Messi me lleve al Barcelona". Pasa mil veces todos los días.

Cuando le han preguntado por lo dicho por Agüero, Abel ha comentado esta mañana que hay ocasiones en que se tergiversan las palabras. Es verdad. Circula por ahí una vieja leyenda urbana según la cual un periodista le comentó al arzobispo de Canterbury nada más llegar a Nueva York si iba a visitar a las prostitutas de Harlem, y él preguntó: "¿Hay prostitutas en Harlem?"... Al día siguiente pudo leerse el siguiente titular: "Lo primero que hizo el arzobispo de Canterbury fue preguntar por las prostitutas". De ser cierta esa anécdota no sólo estaríamos ante un caso de falta de profesionalidad total y absoluta sino que nos encontraríamos también ante un ejemplo evidente de mala fe: el "periodista" era un auténtico canalla. Pero no tiene nada que ver con el caso que nos ocupa; quien haya tenido ocasión de escuchar la entrevista entera (y es muy breve) podrá darse cuenta de que Agüero "denota un vivo deseo" por abandonar el Atlético de Madrid desde su primera respuesta, mucho antes de que llegue el "ojalá" de marras.

Tampoco hace falta ser demasiado listo para darse cuenta de que Agüero está loco por la música del Barça: necesita luchar por títulos, no quiere irse de España porque ya conoce el país y le cierra las puertas al Real Madrid porque eso supondría traicionar al Atlético... Si yo fuera un mal pensado, que no lo soy en absoluto, creería que las declaraciones efectuadas por Agüero forman parte de una táctica diseñada a priori para abaratarle el "producto" al hombre que nunca presume de pagar mucho dinero por un jugador. En realidad ya está todo inventado puesto que esto mismo fue lo que le pidió que hiciera Ramón Calderón a Cristiano Ronaldo, con la única diferencia de que el portugués no dijo ni "mu". ¿Y si alguien del Barça se hubiera puesto en contacto con Agüero para pedirle que diera un saltito? ¿Podría haber actuado como intermediario el propio Messi? ¿Sigue valiendo 60 millones de euros un jugador que ha mostrado públicamente su deseo de marcharse a otro club? 
A continuación