El penúltimo raulista vivo

Votos a favor del escándalo Neymar...

Conviene recordar que a Zubizarreta no le echaron por manta sino porque, en una entrevista en Canal Plus con Mónica Marchante, el director deportivo se quitó de encima en vivo y en directo la responsabilidad de cómo se contrató en su día a Neymar. Zubi dijo exactamente esto: "Como responsable de fútbol, yo asumo todas mis responsabilidades; el señor Bartomeu es el que mejor conoce la situación, pues era el vicepresidente deportivo en aquella época". Eso dijo Andoni el 4 de enero por la noche y el 5 de enero por la tarde era destituido. ¿Por qué, a pesar de ser consciente de la estrecha relación que le unía a Luis Enrique, Bartomeu le dio una patada a seguir a Andoni Zubizarreta?... Porque Neymar era, y sigue siendo, zona sensible, y porque aquellas declaraciones dejaban solo ante el peligro del "muerto deportivo" al presidente del club.

El caso es que, pese a todo, ha habido 9.093 socios culés que han decidido avalar la precandidatura de José María Bartomeu para que continué en el cargo. Pese al "caso Neymar", que tiene al club metido en múltiples juicios y variadas demandas, 9.093 socios han dicho "sí, adelante José María, tú sigue en el puesto que lo estás haciendo fenomenal". Pese a que Barto atribuyera en su momento el sobrecoste del fichaje a Tito Vilanova, que no se puede defender, y luego responsabilizara a Rosell, que ya no se quería defender. Pese a que el fiscal pidiera cárcel para ambos, para Rosell y para Bartomeu, y pese al castigo histórico de la FIFA por el caso de los futbolistas menores de edad, a 9.093 socios del Fútbol Club Barcelona, que representa casi un diez por ciento de la masa social de una entidad que presume de ser "más que un club", le ha parecido una buena idea que Bartomeu siga guiando sus pasos.

Bartomeu es el más avalado. Y el segundo, doblado por el último presidente del club, es Joan Laporta. Hay 4.807 socios que han apoyado a Laporta, que acaba de abogar por la creación de una Liga de estados ibéricos. Así que entre Bartomeu, que es el responsable de los casos de Neymar y de la sanción de la FIFA, y Laporta, que sugiere la idea de un Barça fuera de la Liga española, han sumado la friolera de 13.900 votos. El tercero, Agustí Benedito, que sí podría ser un buen presidente y que en su día se marchó por el "caso Uzbekistán", no tiene ninguna opción. Traducción: al socio del Barcelona le da igual que su club esté judicializado y sancionado por la FIFA o que pueda salirse de la Liga española para jugar un partido contra Las Ibéricas F.C. mientras que Leo Messi siga metiendo la pelotita entre los tres palitos. En el Real Madrid, y de ello pueden dar buena cuenta Lorenzo Sanz o Ramón Calderón, las cosas no funcionan así.

A continuación