El penúltimo raulista vivo

Lo ha dicho Alfredo di Stéfano

La vez (porque luego no ha habido otra) que Alfredo di Stéfano criticó en el diario Marca el planteamiento de José Mourinho tras un empate a uno ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu, la opinión del presidente de honor del Real Madrid fue artera y hábilmente empleada con el único objeto de ponerle aún más difíciles las cosas al entrenador portugués. ¿Cómo criticar a don Alfredo?... Dices Real Madrid y piensas en Di Stéfano, dices Di Stéfano y piensas en el Real Madrid, hombre y club están tan indeleblemente unidos como puedan estarlo Ludwig van Beethoven y la novena sinfonía; los antimadridistas lo tuvieron fácil aquel día porque les bastaba con repetir "lo ha dicho Alfredo di Stéfano" para dejarte desarmado y sin capacidad para contragolpear. No diga señorío merengue, diga Di Stéfano, uno de aquellos míticos caballeros que aparecen en el himno.

Ya digo que, después de aquella columna de opinión tan comentada, don Alfredo se alineó con Mourinho en prácticamente todas y cada una de sus intervenciones en el Marca, pero desafortunadamente ninguna de ellas tuvo el eco de la solitaria de mediados de abril. Acerca de los desafortunadísimos incidentes acaecidos el otro día en Villarreal, en los que tuvo más arte y más parte que ningún otro el ladino arbitraje de Paradas Romero, ha hablado don Alfredo di Stéfano, uno de los dueños y señores de la impecable imagen madridista, el emblema del Real, el factótum blanco junto a Santiago Bernabéu. Di Stéfano escribe, entre otras cosas, las siguientes: "No robarás. Hay un mandamiento que lo dice. El día en que Paradas nos detuvo dos puntos debió recordar también que hay otra ley que dice 'honrarás a tu padre y a tu madre' y lo debería trasladar a un 'respetarás tu nombre y tu cargo'. Este árbitro no desquicia al Real Madrid sino al mismo Espíritu Santo".

Créanme cuando les digo que nadie, absolutamente nadie, ha venido a decirme "¿has visto lo que ha escrito Di Stéfano?", y eso habrá sido probablemente porque lo que el presidente de honor del Real Madrid ha puesto negro sobre blanco coincide de "pe" a "pa" con lo que piensa, y desde ahora no va a decir, José Mourinho; si me apuran, Di Stéfano ha ido incluso más allá de lo que yo creo que habría ido nunca el entrenador madridista. Y ahora, cuando lo que escribe Di Stéfano coincide con lo que cuenta Mourinho, resulta que don Alfredo está mayor, le escriben los artículos o le fuerzan desde el club a situarse del lado del portugués. Pero don Alfredo, que cumple años en el mes de julio, tenía 85 cuando criticó a Mourinho y sigue teniendo los mismos 85 ahora que le defiende. ¿Cómo explicar que la encarnación de los valores madridistas, la esencia del fair play blanco, la imagen viva del club que puso en pie Bernabéu diga que habrá que llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU?...

A continuación