El penúltimo raulista vivo

Levy se cree que la policía es tonta

Daniel Levy no es un gran negociador como dicen por ahí sino un pesado de tomo y lomo. Y un mentiroso. Tampoco creo que sea amigo de Florentino Pérez, si acaso conocido. Le dijo a Bale que si el Tottenham no se clasificaba para la Champions y llegaba una buena oferta por él le dejaría marchar y es lo cierto que el Tottenham no se clasificó para la Champions y que el Real Madrid, que además es el equipo de los sueños del chico, está dispuesto a pagar cerca de 100 millones de euros y aún seguimos con el juego del "pío, pío, que yo no he sido". Pero como Gareth sí sabe perfectamente quién ha sido y a qué se comprometió con él es por lo que se va a acabar tanto piar y se ha plantado confesando a sus compañeros de selección que nunca volverá a ponerse la camiseta de su actual equipo. Levy compró a Bale por unos 14 millones de euros en 2007 y ahora le ofrecen 100 por él. Ha disfrutado del jugador, que se lo ha dado todo, durante 6 años y va a dejar en las arcas del club un beneficio de 86 millones de euros, yo llamaría a eso una buena oferta sin duda.

No quiero moralinas. Claro que Levy, que es un pesado y un mentiroso, está en su derecho de sacarle el mayor rédito posible a Bale pero, tal y como yo lo veo y salvo que venga alguien que puje más, el mayor rédito posible es que a uno le hagan la mejor oferta jamás realizada a lo largo de la historia del fútbol. Por lo demás, el dueño del Tottenham debe pensarse que la policía española es tonta. En su lugar, y puestos ya a filtrar y a pesar de que en el club azulgrana se jactan de no tener ni para fotocopias, yo habría filtrado el presunto interés del Barcelona por hacerse con los servicios del chaval. Desde el club inglés se dejó caer que el United estaba dispuesto a pujar por Bale (¿Cuánto ofrecerían?... ¿Más de 100 millones de euros?) y fue entonces cuando Ancelotti dijo que él quería hablar de Morata y de Jesé, la prensa publicó que el italiano le había dicho al presidente que el galés no era necesario y Florentino confesó que 100 millones le parecían "mucho para todo". Una X en la quiniela.

Si no fuera porque creo que Bale ha hecho un esfuerzo personal importante al implicarse hasta las últimas consecuencias en su deseo de venir al Madrid y porque estoy plenamente convencido de que el chaval desencadenará en la Liga española un terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter yo ahora´me retiraría de la puja. Dejaría al pesado de Levy con 100 millones menos y con un jugador más insatisfecho, frustrado por no poder cumplir su sueño y que se considera traicionado por el presidente del club. Sería divertido sentarse y esperar hasta ver por dónde aparecía el ofertón del United, si por sotavento o por barlovento. Pero en el Real Madrid no hay estraperlistas sino gente de fútbol y se aguantará hasta el minuto final de partido a Daniel Levy, el tío más pesado del fútbol mundial.

A continuación