El penúltimo raulista vivo

Las razones de Mourinho

Dicen que Casillas será titular el domingo ante la Real. Yo también lo creo: Iker es mejor portero que Adán, y no porque Adán sea malo sino porque, en mi opinión, el capitán madridista es el mejor portero del mundo. Otra cosa es el estado de forma de los jugadores que, como todos los profesionales saben, tiene "picos". Creo que Casillas es el mejor portero del mundo del mismo modo que no creo que el actual sea su mejor estado de forma desde que subió a la primera plantilla. Sólo Mourinho sabe qué ha querido conseguir llevando al portero titular de España y del Real Madrid al banquillo en Málaga, pero algo sí queda claro: en este equipo no hay intocables y al entrenador se la refanfinfla el ruido mediático o de aficionados que pueda generase alrededor de sus decisiones.

Alfredo Relaño, que es otro de los repentinos descubridores del capitán merengue, llama "arresto" a lo sufrido por Casillas en La Rosaleda y añade, en este caso con razón, que Mourinho ya dejó un partido en el banquillo a Cristiano y Ramos y luego volvió a alinearlos. Es como si el director del As estuviera pidiéndole al entrenador del Real Madrid un castigo mayor para el portero con el único objeto de demostrar que él la tiene de verdad más grande que Casillas. Es como si, desde Portugal, Mourinho le hubiera pedido a PRISA que no hiciera en el famoso periódico deportivo la "limpia" que hizo y reclamara al propio Relaño que no pusiera de patitas en la calle a históricos que, como en el caso de Luis Arnáiz por ejemplo, llevaban allí desde tiempos inmemoriales y haciendo un trabajo excepcional.

Tampoco estoy de acuerdo con lo que le oí ayer a José Javier Santos cuando dijo en Tele 5 que lo de Mourinho había sido un "castigo de patio de colegio". Me parece que los periodistas, precisamente los periodistas, no podemos ser los primeros a la hora de arrojar la piedra en lo que a castigos de patio de colegio se refiere: la nuestra es una profesión en la que abunda el amiguismo y no faltan los ejemplos de decisiones empresariales imposibles de descifrar. Mourinho sentó a Casillas por lo que Mourinho pensó que debía sentarle y punto. Y si Mourinho le alinea el domingo ante la Real sus razones tendrá. Sus razones, las suyas, las del hombre que tiene la responsabilidad de elegir el once del Real Madrid cada partido. Yo conque no se deje chantajear me conformo.

A continuación