El penúltimo raulista vivo

La tortura española de Ruy López

Seamos sinceros: el simple hecho de que el equipo que dirige Pellegrini, con ese fútbol tan insulso e intermitente que practica y los evidentes problemas de acoplamiento que ha tenido con sus nuevas figuras, haya llegado al día D con posibilidades ciertas de disputarle la Liga al mejor Barcelona de la historia, ya constituye de por sí un auténtico milagro, el milagro del Real Madrid. Sólo por haberle aguantado el tirón a Guardiola y los suyos, Astiazarán, si es que este caballero existe de veras y no es sólo un robot que se dedica a llevárselo crudo, tendría que entregarle una placa de agradecimiento a Florentino Pérez antes de que empezara el partido de esta noche. El Real Madrid ha conseguido que de nuestra Liga se diga por ahí que es "escocesa" porque sólo hay dos equipos con posibilidades de llevársela... ¿Qué habrían comentado en el caso de que el Barcelona se hubiera descolgado en el mes de enero?...

Echo un vistazo a la presunta alineación de Pellegrini, veo a Gago incluido en ella y me echo a llorar desconsoladamente. ¿Cómo es posible que el Real Madrid se vaya acercando a la hora H con este 4,5 en el once?... Lo siento por Gago que será un chaval fenomenal y que todo lo que gane lo entregará en casa, pero simplemente no da la talla: no la ha dado para partidos pequeños, minúsculos, intrascendentes, irrelevantes... ¡cómo va a darla para enfrentarse con el Barcelona!... Pero no es sólo la Liga la que está en juego, hay más cosas. Hoy, sábado 10 de abril de 2010, llega el partido más trascendente de la actual temporada para un equipo que soñaba con ganarlo todo y que puede quedarse sin nada, ¿y qué se le ocurre al bueno de Guti?: anunciar dos días antes que deja el club en junio. De que el Real está perdiendo la balatalla mediática habla bien a las claras lo sucedido estos días con el silencio stampa impuesto por Guardiola a sus chicos; si a Pellegrini se le hubiera ocurrido semejante cosa el Madrid habría sido portada de los informativos de la BBC y sin embargo en Barcelona no pasa nada.

Garry Kasparov, quien sin duda ha sido uno de los mayores estrategas del deporte mundial de los últimos treinta años, cuenta que cuando le tocó jugar contra Nigel Short por el campeonato del mundo, decidió cambiar de repente de táctica y poner en marcha un juego más lento. Short, que era un atacante muy peligroso, se mostró muy sorprendido porque Kasparov, que también era un especialista en el ajedrez agresivo, empezara la partida con la apertura Ruy López (un sacerdote y ajedrecista español del siglo XVI), también conocida con el sobrenombre de la "tortura española" o simplemente "la española", y famosa por sus maniobras posicionales. Kasparov realizó un cambio, pero no de estrategia, y ganó tres de las primeras cuatro partidas, lo que le permitió controlar el torneo que estaba previsto para veinticuatro. Usó su ventaja y buscó los puntos débiles de su rival, que aunque era muy bueno también los tenía. A buen entendedor...

Posdata: Si hablara con la cabeza tendría que retirarme a orar al Monasterio de Piedra, de forma que lo haré con mi corazón: 2-1 para el Real Madrid. Suerte.
A continuación