El penúltimo raulista vivo

La leche en bote

Lo del periobarcelonismo no es una caverna mediática, no, sino Ojo Guareña al completo. De verdad que si yo fuera paleontólogo acamparía a diario en las redacciones del Sport y de El Mundo Deportivo para tomar buena nota de todo lo que allí pasara. Estos ya no dan ni para Central Lechera porque, tras cuarenta años estrujando la teta, la vaca no tiene más leche ni ganas de darla. ¿Cómo explicar si no que un integrante del Periodismo Lewinsky se levante por la mañana y escriba lo siguiente: "La federación no se fía del Madrid y hará una revisión a Sergio Ramos (...) Estando Mourinho detrás las dudas aumentan, ya que no es la primera vez que el técnico juega al despiste con una supuesta lesión".

Es falso de toda falsedad que la federación no se fíe del Madrid: cuando un jugador se lesiona justo antes de incorporarse a un partido de la selección, éste tiene la obligación de acudir con el oportuno informe para que sea valorado por los médicos de la federación. Así ha sido siempre y así seguirá siéndolo en el futuro, más que nada porque no se entendería ni sería justo que para la federación bastara con la palabra de los futbolistas de unos clubes determinados mientras que a otros se les hiciera acudir en persona con el informe médico. Lo que el periobarcelonista quiere dar a entender, con la mala baba y las malas artes habituales, es que Ramos finge una lumbalgia por orden directa de su entrenador para así llegar a tope a la Supercopa de España.

El caso es que si finge Ramos, finge también Xavi que, con unas molestias en el sóleo no jugará el partido internacional del miércoles. Aunque lo más probable es que, salvo que algún fósil crea que los médicos de la federación pactaron previamente con Mourinho, no finja ninguno de los dos y la pretemporada les haya dejado efectivamente maltrechos a ambos. Por lo demás, y en cuanto a la disputa en sí del torneíllo cuyo primer asalto se celebra este próximo domingo, me parece que desde Barcelona se equivocan al pensar que una Supercopa de España más o menos influirá lo más mínimo en el ánimo de los integrantes de un club que únicamente tiene 9 Copas de Europa en sus vitrinas. O sea, y traducido al catalán, la leche en bote.

A continuación