El penúltimo raulista vivo

La jauría humana

Serían aproximadamente las cinco y media de la madrugada (suelo dormir toda la noche con la radio puesta) cuando, de repente, me han despertado los alaridos de alguien. Al minuto he identificado al propietario de los gritos: Jorge D'Alessandro, ex portero del Salamanca, ex entrenador de Betis, Atlético de Madrid y Mérida entre otros y, desde hace algún tiempo, comentarista del programa de televisión Punto Pelota. Confieso que no veo nunca el programa de Pedrerol, aunque sí tengo referencias de él por terceras personas, de ahí que me haya llamado tantísimo la atención que el D'Alessandro al que yo entrevisté en alguna ocasión hace años, aquel hombre educado y calmado, se haya convertido en esta especie de fiera corrupia. Los espumarajos que salían de la boca de D'Alessandro tenían como destinatario a Tomás Roncero, otro que viste y calza. ¿Es o no es como para abonarse a National Geographic?...

El mundillo del fútbol es tan simple y tan complejo a la vez que permite a D'Alessandro, que jamás ganó título alguno con ninguno de los ocho equipos a los que dirigió, cuestionar los métodos de José Mourinho, que los ha ganado todos varias veces. Es, por poner un ejemplo, como si yo me pusiera a discutir con el último premio Nobel de Física Konstantin Novoselov acerca del material bidimensional grafeno. De locos. No estaba tan desencaminado cuando dije el otro día que "lo próximo será decir que Mou tiene grabado el 666 en su cabeza, la marca de la bestia. Cuando resulta que los bestias son otros". Ayer conocimos que una víctima de la LOGSE dijo lo siguiente a través de los micrófonos de ONA FM cuando Pedrito marcó el gol del Barça: "Ayer cayó Bin Laden, hoy cae Mourinho". Sin palabras. Cuando yo era pequeño solíamos decir eso de "no eres más tonto porque no te entrenas".

Ha sido una noche movidita. He tenido una pesadilla antes de que D'Alessandro me despertara de una forma tan innecesariamente violenta: soñé que Mourinho dimitía y que Florentino aceptaba como si nada su marcha, soñé que esta auténtica jauría humana lo celebraba con Mumm y que el Real Madrid se veía obligado a empezar nuevamente desde cero, soñé que el Guardiola del Barça se frotaba las manos y al Guardiola de la radio que comparó al portugués con uno de los mayores criminales de la historia de la humanidad le nombraban director general de TV3 con mando en plaza, y soñé que Florentino contrataba otra vez a Benito Floro, el del limón limonero. Pero al despertar comprobé con alegría que todo seguía en su sitio y que en el colegio de Lugano continuaban sin tener noticias de los hijos de Mourinho. El político italiano Amitore Fanfani dijo una vez lo siguiente: "Cuando se es ensalzado por el enemigo, es que se ha hecho algo mal". Va bene, va bene...

A continuación