El penúltimo raulista vivo

La hora de Cristiano

Suelo ser habitualmente criticado (que conste que también algo elogiado de vez en cuando) por escribir o decir cosas que casi nadie escribe o dice, pero hasta ahora no se me había afeado que expusiera una obviedad que cae por su propio peso: por supuesto que la Bota de Oro es un título extraoficial absolutamente objetivo mientras que el Balón de Oro no lo es; de hecho lo que aún está en discusión es a quien le entregarán en su día el Balón de Oro cuando acabe 2012, y no sólo porque reste por disputarse media temporada, mientras que acerca del receptor de la Bota de Oro no existe ninguna duda. A Mourinho no se le ocurre decir que Cristiano merece la Bota de Oro porque ese no es un galardón opinable: si tú marcas 50 goles y el siguiente de la lista 46 no hay dudas al respecto de quién ganará el título de máximo goleador europeo; lo que dice Mourinho, y por cierto comparto yo, es que Cristiano Ronaldo merece ganar este Balón de Oro. La próxima vez lo explicaré con manzanas y con peras.

Aunque entiendo el trasfondo de lo que insinúa, no estoy sin embargo de acuerdo con Mou en que los 50 goles de Messi no hayan servido para nada. Marca publicaba el pasado 8 de febrero un informe según el cual el Barcelona estaría en ese momento a 12 puntos del líder de la clasificación sin los goles del argentino, mientras que el Madrid habría dejado de sumar sólo 2 puntos sin los goles de Cristiano. Por las redes sociales ha circulado también estos días otra clasificación, que ya advierto de antemano que no he tenido tiempo de verificar, que apunta a que el Rel Madrid habría seguido ganando el campeonato sin la participación goleadora de Cristiano mientras que el Barcelona habría caído a la sexta plaza sin Messi: los goles de Leo le han servido a su equipo para clasificarse directamente para la Champions en vez de tener que disputar la Europa League, y eso es mucho.

Y ahora me vienen a preguntar a mí, que soy autor de un blog llamado El Penúltimo Raulista Vivo y que tiene una tendencia madridista muy clara, con un tonito de reproche que si España acaba conquistando la Eurocopa yo no entregaría mis votos a Xavi para el Balón de Oro en lugar de dárselo a Cristiano cuando servidor, desde aquí mismo, ha reclamado para el centrocampista culé (y ahí están los artículos al respecto que lo acreditan) dicho galardón en reiteradas ocasiones; una cosa son las churras y otra las merinas, una cosa es que Xavi sea un lobo con piel de lobo y otra que no sea un extraordinario jugador de fútbol. Me encantaría ver al editor de Sport o al director de El Mundo Deportivo pidiendo desde sus respectivos periódicos el Balón de Oro para Cristiano para ver qué pasaba. Deseo que mi selección gane la Eurocopa pero el tiempo de Xavi ya pasó y dicho galardón se lo arrebató injustísimamente su compañero de equipo Messi. Y ahora ha llegado la hora de Cristiano.

A continuación