El penúltimo raulista vivo

La canción del verano

En la presentación del jugador brasileño "Ernesto" Ferreira la gente no hacía otra cosa que pedir a gritos, y por escrito, el fichaje de Kaká. Un periodista, incluso, inició su pregunta de la siguiente guisa: "Kaká... ¡Huy, Kaká!... Perdón, quería decir Emerson". Esa podría convertirse en una de las canciones del verano junto a las ya tradicionales "Mami, qué será lo que tiene el negro" y "El Chiringuito". Y constituye, por cierto, una seria advertencia para el presidente Calderón. Si al final Kaká no viste de blanco, pero las cosas marchan razonablemente bien, no pasará nada de nada. Pero si al final Kaká, como parece, no viene, y el Real Madrid no gana ningún título, la actual junta directiva se desangrará por la herida de esa promesa electoral incumplida.

El tsunami Galliani arrolló este miércoles la casa blanca. Reventó el despacho oval de Calderón e inundó las oficinas de Mijatovic y Baldini. El vicepresidente del Milan dijo que los tres eran unos auténticos bandidos y acabó declarándole la guerra al Real Madrid: "Escríbalo así, le declaramos la guerra al Madrid". De forma que Calderón no lleva todavía ni un mes en el cargo y ya está en guerra con el todopoderoso Milan. No sé si apodarle Moratinos a partir de ahora.

Comprendería perfectamente el optimismo de Calderón y de todos los calderonistas si las declaraciones del tsunami Galliani y las de Kaká fueran en sentido opuesto. Pero resulta que lo que dicen vicepresidente y futbolista coincide totalmente. Kaká también asegura que se queda en Italia, y que lo que se ha escrito hasta ahora son habladurías. Seguro que presidente y director deportivo del Real Madrid tienen en su poder información que el resto de mortales no poseemos, pero las amenazas de Galliani me hacen ser pesimista al respecto. Hubo quien no creyó a Carlo Ancelotti cuando, día tras día, hora tras hora, minuto a minuto, el entrenador repetía que él no se iba a mover del Milán, que todo era un cuento. Cabe una posibilidad de que, cuando Galliani afirma que Kaká no se irá, pero que si se fuera no sería nunca al Madrid, lo que esté queriendo decir es que Calderón tiene en el bote al futbolista. Existe esa posibilidad, pero es una posibilidad tan pequeña que haríamos mejor en despreciarla. Mami, qué será lo que tiene el negrooo...
A continuación