El penúltimo raulista vivo

Iniesta, sigue de perfil que estás más guapo

En la escena inicial de una película que se llama Gandhi, se ve a Ben Kingsley, que es quien da vida al líder indio, cómodamente sentado en un tren. El director quiere que se sepa que esa escena transcurre en la Sudáfrica del año 1893. De repente pasa por delante un hombre blanco, ve a Gandhi tan tranquilo leyendo el periódico y desaparece. El mozo, que está colocando la ropa, mira hacia el protagonista de la película y en sus ojos ves rápidamente que se va a líar parda. Y, efectivamente, al poco vuelve el hombre blanco acompañado del revisor del tren. El revisor le dice: "¿Se puede saber qué haces en este vagón, negro?"... Y Gandhi responde: "Bueno, tengo billete. Un billete de Primera"... El revisor comprueba el billete y pregunta: "¿Cómo conseguiste el billete?", y Gandhi responde: "Lo conseguí por correo. Soy abogado y..." En ese momento, el hombre blanco que ha ido a buscar al revisor interrumpe a Gandhi y exclama: "¡En Sudáfrica no hay abogados de color, siéntate donde te corresponde!"... Entonces Gandhi busca en su chaqueta y saca una tarjeta de visita: "¿Ve usted?... Mohandas Gandhi, abogado. Voy a Pretoria a llevar un caso para una compañía comercial india"... El hombre interrumpe otra vez: "¿Es que no me ha oído?... No hay abogados de color en Sudáfrica"... Y entonces Gandhi remata: "Señor, yo me doctoré en Derecho en Londres y ejercí en el Tribunal de la Cancillería. Soy consecuentemente abogado, y puesto que soy a sus ojos de color podemos deducir que al menos hay un abogado de color en Sudáfrica".

Ayer leí un curiosísimo argumento para defender la actitud de Piqué, que como es conocido se exhibió el domingo pasado en un acto ilegal e inconstitucional, un acto suspendido por el Tribunal Constitucional y que atenta contra el Estado de derecho español, que me ha dejado patidifuso. El argumento no es otro que, rebuscando por Internet, al parecer en la Wikipedia Piqué aparece con la camiseta de la selección nacional española, lo que, según la teoria de este peculiar "abogado", demuestra a ciencia cierta que Piqué se siente español por los cuatro costados. Y yo digo lo que Richard Attenborough le hacía decir a Gandhi en su película: Pep Guardiola vistió 47 veces la camiseta de la selección nacional española de fútbol mientras que Xavi Hernández lo hizo en 133 ocasiones, y puesto que, nada más colgar las botas con España, ambos se han mostrado muy activos en cuanto a su propaganda secesionista y antiespañola, podemos deducir que al menos hay dos futbolistas que no se sentian en absoluto españoles mientras jugaban para España, que no con ella.

Iniesta acaba de pedir "a los responsables" a través de sus redes sociales que dialoguen. Los responsables, Andrés, ¿que son?... ¿Quiénes son los responsables de la situación generada?... Tú aún no habías nacido cuando un grupo de Guardias Civiles entró en el Congreso de los Diputados e hizo rehenes a nuestros responsables políticos. Entonces, estimado Andrés, querido héroe de Sudafrica-2010, nadie negoció. Con un golpista, admirable y nunca suficientemente ponderado Iniesta, no se negocia. Al golpista se le detiene, se le juzga y, si se le ve culpable, es enviado a prisión. Yo entiendo que tú tienes intereses en Cataluña, que vives y vas a seguir viviendo allí; entiendo incluso que estés pendiente de renovar tu contrato. Lo entiendo todo. Pero casi es preferible que sigas de perfil como llevas haciendo la última década antes que hablar para confundir aún más al personal. Si en el 81 se hubiera negociado con Tejero o hubiera triunfado el golpe militar o no se hubiera detenido a sus responsables, a lo mejor Gerard Piqué no podía hablar hoy con la libertad con la que lo hace. Para decir eso que has dicho, querido Iniesta, sigue de perfil que estás más guapo.

A continuación