El penúltimo raulista vivo

Igual vemos a Morata diciendo que él siempre soñó con jugar en el Inter de Milán

No hay prueba más fiable de la reactivación del fútbol que el retorno del rumor del fichaje. Decía el maestro de periodistas deportivos José María García que el rumor era la antesala de la noticia pero resulta que a veces, cada vez más en realidad, el rumor suele quedarse en eso, sólo en rumor, y la noticia salta cuando menos te la esperas. Lo que sí recuerdo perfectamente es que cuando de chaval me bebía el Marca y el As en verano y no soñaba ni remotamente con dedicarme a lo que llevo dedicándome los últimos treinta años de mi vida, a mí me gustaba que me contaran los bailes de nombres, quién iba a ir a este equipo y a cambio de quién iba a hacerlo, aunque luego el fichaje no acabara plasmándose y me quedara finalmente con las ganas. Por eso decía que no hay prueba más evidente del regreso del fútbol que el del retorno del rumor, es el síntoma de que todo va recuperando la normalidad que perdimos allá por el mes de marzo.

Neymar quiere venir al Barcelona, Pjianic ídem de ídem, M'bappé vuelve a aparecer vinculado con el Real Madrid... y Edinson Cavani con el Atleti. Lo dicen en Italia, en concreto en Tuttosport. Nadie duda de que Cavani es un delantero centro de un nivel mundial, probablemente uno de los tres o cuatro mejores del mundo; tampoco duda nadie que el uruguayo se esté quedando sin espacio, sin oxígeno, en el Paris Saint Germain, donde es el ídolo de una afición compleja y un tanto chusca. Cavani ya estuvo en el punto de mira colchonero por petición expresa de Simeone pero en el ínterin pasaron muchas cosas, quizás demasiadas, y aquello acabó en erupción volcánica con Enrique Cerezo arrojando lava a la cara del representante del futbolista, que es además su hermano, y con éste devolviéndosela al presidente del Atlético de Madrid. Pero en el fútbol, y además lo hemos visto muchas veces ya, cualquier cosa es posible, cualquiera, incluso que un club demandado judicialmente por un jugador organice hasta tres comitivas ficticias distintas para ficharlo aún a sabiendas de que es imposible y con la única finalidad de contentar a un tercero, que no se creyó la charada. No hay memoria y todo vale.

Así que no me sorprende la parte contratante de la primera parte, que diría Groucho Marx, y debo reconocer que tampoco me sorprende demasiado la segunda. La segunda parte contratante de la primera parte afecta a un viejo conocido nuestro, Alvarito Morata. Y viejo no por su edad biológica, no, sino porque, pese a sus pocos años, Morata se ha convertido ya demasiadas veces a estas alturas en moneda de cambio: del Madrid a la Juve, vuelta al Real, del Real al Chelsea y de ahí al Atlético de Madrid en un plazo de seis años escasos. Lo que, además de apuntar a Cavani, adelanta Tuttosport es que, llegado el caso, al Inter podría cuadrarle la incorporación del madrileño puesto que el uruguayo, que acaba contrato con el PSG, habría dicho "no" al equipo italiano en favor del Atleti. Con Cavani en el Atleti, Morata tendría en su actual equipo el mismo problema de oxígeno que el uruguayo en el conjunto parisino porque (y de eso no creo que a nadie le quepa la menor duda) Edinson llegaría para ser titular. A Diego Costa sí puedo verle de coéquipier de Cavani, a Morata de ningún modo. Además, ¿tres nueves? ¿Para qué?

Sólo Dios sabe cómo acabará este rumor. Si el Atleti vuelve a estar interesado en Cavani hará bien en desmentirlo todo y si, como apunta Tuttosport, la operación podría afectar a Morata, hará bien en desmentirlo todo doblemente puesto que afecta a un jugador de su plantilla y que podría seguir el año que viene. Pero el simple hecho de que, otra vez, de nuevo, el nombre de Álvaro Morata aparezca en las quinielas es preocupante... para Álvaro Morata. De lo que nos habla hasta ahora su carrera es de una enorme inestabilidad que, al fin, parecía haber anclado en el puerto que él llevaba soñando, bien es cierto que en secreto, desde crío, su Atlético de Madrid. Ojalá se haga fuerte en él, le deseo lo mejor. Eso sí, tampoco me queda ninguna duda al respecto de cuales serían sus primeras palabras en el caso de concretarse lo anunciado por Tuttosport: "Siempre soñé desde niño con jugar en el Inter de Milán".

A continuación