El penúltimo raulista vivo

Guti, Núñez y otra vez Del Bosque

Para no importarle a nadie lo que dice Mourinho, absolutamente todo el mundo habla de él. Por supuesto que no seré yo quien dude del madridismo de Guti, ni tampoco está en cuestión el artículo 20 de la Constitución, el que hace referencia a las libertades de expresión e información; Guti es madridista porque, hasta ahora, siempre jugó en el Real Madrid y, como ciudadano español que es, está en todo su derecho de decir lo que le venga en gana. No me referiré, pues, ni al madridismo de José María Gutiérrez ni tampoco a su derecho a expresar libremente lo que le venga en gana, pero sí lo haré a la oportunidad de sus declaraciones. Lo que el otro día dijo Guti fue probablemente sincero y notablemente inoportuno, no ayuda a su club ni aporta tampoco soluciones a corto plazo.

Otro madridista de toda la vida, Vicente del Bosque, empeora la situación a medida que se adentra en la tundra. Le noto perdido, disperso, sin brújula, como si quisiera salir del lío pero ya no pudiera o no le dejaran o ambas cosas. De lo que dijo ayer en Cope se desprende que, efectivamente, no irá al homenaje del club. Dice Del Bosque que no siente rencor, pero sí detecto en su actitud un fondo importante de resentimiento. Cuando le preguntan sobre la posibilidad (ficticia a todas luces) de volver al Real Madrid (nadie habla de tal o cual presidente), Del Bosque sentencia: "Es imposible e inviable". Es como si Del Bosque ampliara su hostilidad hacia todos los madridistas, como si el seleccionador achacara a los socios y aficionados merengues que no se produjeran manifestaciones en contra de la decisión de Florendano. Al final le corneará el toro... que él mismo provocó.

Gran paradoja. Guti hablando mal de Mourinho y diciendo que el Barcelona es superior, Del Bosque metido en un laberinto en el que quizás le hayan metido otros... ¡y José Luis Núñez hablando elogiosamente del técnico portugués del Real Madrid!... Cuando escuché a Núñez me vinieron a la cabeza Naranjito, la serie Sandokán con Kabir Bedi y el pecho al aire de Sabrina en un especial de Nochevieja. ¡Cómo pasa el tiempo!... Habituado a que todo el mundo critique a Mourinho, aunque a nadie le interese lo que diga según Johan Cruyff, se me hace extraño ver a uno de los antimadridistas más recalcitrantes de la historia diciendo cosas positivas del entrenador de su eterno rival. El mundo al revés.

A continuación