El penúltimo raulista vivo

Fumar perjudica seriamente su salud y la de Mourinho

Imagino que alguien habrá exclamado "¡albricias!" nada más ver la fotografía de Fabio Coentrão saliendo con un pitillo en la boca del restaurante donde acababa de celebrar su cumpleaños. ¿Estoy criticando al fotógrafo?... Nada más lejos de la realidad: en marzo hace mucho frío por la noche y el profesional que captó esa imagen hizo muy bien en cobrarse su pieza. ¿Critico al medio de comunicación que publicó la foto?... En absoluto porque yo habría hecho lo mismo en su lugar: no es, con todos mis respetos, lo mismo sorprender a un futbolista del Granada o del Levante saliendo con un cigarrillo en la boca que pillar a uno del Real Madrid. Lo que critico, una vez más, es la alarmante doble vara de medir, el cinismo, la hipocresía... Supongo que el día habría sido redondo si, además de a Fabio con el pitillo se hubiera cogido también a Ronaldo con un whisky en la mano, pero la felicidad nunca es completa.

Ateniéndose a su estricto régimen interno, el Real Madrid castigará como es debido al jugador; el entrenador ya lo ha hecho marginándole, que es lo que verdaderamente le duele, de la lista de convocados que deberán jugarse esta noche las lentejas en Villarreal. Esa imagen perjudica al club y, ya puestos, también al futbolista, que debe saber, y si no es consciente de ello alguien debería informarle, que está en el centro de la diana desde que puso aquí los pies. Porque a nadie escapa que las patadas que no pueden darle en el culo, quién sabe si por falta de tiempo o por qué, a Mourinho, se las van a dar con especial ahínco, deleite y satisfacción a Coentrão, que vino por recomendación del entrenador, que costó 30 millones de eurazos y que está pasando sin pena ni gloria deportiva.

¿Fumadores?... Di Stéfano fumaba. Pillaron fumando a Zidane, Mágico González, Ronaldo, Buffon, Adriano, Rooney, Piqué... Ayer mismo comente vía twitter que si a Cruyff le hubieran acortado un mes de su carrera deportiva por cada cigarrillo que se fumó no habría pasado de las categorías inferiores del Ajax. Que nadie se asuste: no estoy comparando a Cruyff, que era un peso pesado futbolístico, con Coentrão, que no pasa de ser un peso pluma, sino el hecho en sí. Por lo demás, ninguno de los jugadores anteriormente citados tuvo la inmensa desgracia de ser representado por Jorge Mendes y haber sido recomendado por José Mourinho. Lo que tiene que hacer Coentrão es ponerse cuanto antes las pilas para echarle una mano a su equipo en estos dos complicados meses que quedan de competición. Y, si no quiere que le restrieguen por la cara a Mourinho lo que costó y ya que no está destacando dentro del campo, que no le pillen fuera de él dándole una calada a un Winston. ¡Si fuera un Juan López!

A continuación