El penúltimo raulista vivo

Foro Mourinho

El partido contra el Ajax en el Amsterdam Arena viene cargado de buenas noticias para el Real Madrid, y en visperas además del choque de trenes con el Barcelona. En primer lugar porque el equipo B se impuso al A de los holandeses (y no, decididamente no es lo mismo dejar en el banquillo a ocho suplentes en una Liga en la que no sabes si necesitarás esos puntos a dejar a cuatro en una liguilla en la que, salvo catástrofe, ya te sabes primero); y en segundo lugar porque Arbeloa, Albiol y el propio Diarra rindieron a un nivel excepcional, corroborando que el "sistema Mourinho" funciona. Nadie le había marcado cuatro goles al Ajax en su casa en la Champions, nadie. Independientemente de lo que pase después, se ganen Liga, Champions y Copa, dos, una o ninguna, el Real Madrid ha vuelto, y esa es la tercera buena noticia que nos dejó el partido.

Gracias a Dios que José Mourinho no está ahí para hacer feliz a Alfredo Relaño o a mí mismo sino para hacer otra vez del Real Madrid un equipo campeón. La historia de este club único e irrepetible, que algunos quieren reducir a un montón de caballeros salidos de Oxford y estrechándole la mano al rival con una sonrisa de oreja a oreja tras encajar una dolorosísima derrota, está sin embargo compuesta por muchos tipos de personas; el común denominador de todas ellas (y a quien venía de fuera se le inoculaba el virus) ha sido siempre su obsesión por la victoria y ese afán competitivo que convirtió al Real en el club que es hoy. ¿O es que Di Stéfano se iba feliz a abrazar al rival cuando perdía el Madrid?... Este es un equipo para listos y para gente que sabe lo que quiere, y Mourinho y, por cierto, también Cristiano lo saben.

No voy a perder ni medio segundo en lo de las tarjetas forzadas: no es la primera vez que se hace y no será desde luego la última, y eso es así porque el reglamento de la UEFA (que se burla tantas veces de los clubes que no tendría espacio ni tiempo para ir recogiéndolas aquí) lo permite. Pero sí pondré un ejemplo clásico de la pillería del entrenador de baloncesto que hizo grande a la sección, y me refiero a don Pedro Ferrándiz. El escenario, Varese. Copa de Europa, por supuesto. Entonces las eliminatorias eran a ida y vuelta y quedaba por disputarse el partido de Madrid. Empate en el marcador a falta de dos segundos y balón en posesión de los blancos, lo que significaba prórroga en cancha italiana y previsible paliza puesto que ellos jugaban con casi todos los titulares mientras que los del Madrid estaban eliminados por faltas. ¿Qué hizo Ferrándiz?... Ordenó a los suyos que sacaran de fondo y... ¡anotaran en su propia canasta!... El encargado de hacerlo fue Lorenzo Alocén. El Madrid perdió aquel partido por dos puntos pero luego ganó en el de vuelta y jugó, aunque perdió, la final. El diario As que dirige Relaño organiza desde hace tiempo un evento que lleva el apellido de aquel listillo, el Foro Ferrándiz. Ayer Mourinho puso la primera piedra para tener también el suyo.

A continuación