El penúltimo raulista vivo

Estoy con Gabi: la Europa League es una m... para este Atleti

Tal y como yo lo veo el perioatletismo le está haciendo un daño terrible al Atlético de Madrid, un daño irreparable. Sigue tratando a su equipo como lo que dejó de ser con el Cholo Simeone, ese club simpático y con gafe, el colmo de todos los males. El Atlético de Madrid, que siempre ha sido un grande de Europa, dejó de ser simpático exactamente el 23 de diciembre del año 2011, cuando el entrenador argentino y ex jugador colchonero sustituyó a Gregorio Manzano en el banquillo rojiblanco. Ese día el Atleti dejó de ser un lindo gatito para convertirse en una pantera y, en lo que a los madridistas se refiere, pasó a convertirse en una auténtica pesadilla. En estos seis años el salto cualitativo ha sido tan tremendo, el crecimiento ha sido tan brutal, que el Atleti ya no necesita ser prohijado por el periodismo deportivo, ni siquiera por el perioatletismo, que, insisto una vez más, continúa tratando al Atlético de Madrid como la que ya no es.

Vamos a ver: ¿Si el Real Madrid cae eliminado en las semifinales de la Copa de Europa es un fracaso, una debacle, el Armagedón, pero si a este Atlético de Madrid le sacan de la Champions por la puerta de atrás de la fase de grupos resulta un alivio del que se pueden extraer conclusiones positivas?... No puede ser. Basta de excusas. El Atlético de Madrid, el dos veces finalista de la Copa de Europa y una vez semifinalista en los últimos 5 años, ha fracasado sin paliativos y el perioatletismo haría bien en no buscarle al equipo colchonero gateras por las que colarse subrepticiamente. Es cierto que el gatillazo ha sido en diferido porque, salvo milagro, estaba anunciado desde hacía varias semanas, pero no por eso deja de ser un gatillazo. Si Simeone ha elevado tanto el listón, ¿por qué trata de bajarlo ahora el periodismo?... No creo que eso le guste al Cholo.

Está claro que a nadie se le puede medir con la vara del Real Madrid. Para el periodismo, el hecho de que el Real Madrid no lo gane todo siempre y jugando maravillosamente bien al fútbol es nadar en la más absoluta de las mediocridades. Para el Real Madrid, que es el vigente campeón español, europeo y mundial, que acaba de ganar las Supercopas y que dentro de unos días puede proclamarse de nuevo campeón del mundo por segundo año consecutivo, no hay subterfugios ni puertas traseras, tiene que ganar, ganar y ganar, y volver a ganar. No hay club deportivo en el mundo que pueda resistir ni un minuto lo que el Real Madrid soporta todos y cada uno de los días del año. Pero el Atlético de Madrid ha conquistado el derecho a que le traten como a uno más de los elegidos y eso conlleva derechos... y también obligaciones. Estoy con Gabi: para este equipo, con este historial, este entrenador, este presupuesto y estos jugadores, la Europa League es una mierda. Habló el capitán colchonero. Punto final al debate.

A continuación