El penúltimo raulista vivo

En respuesta a 'Mundo Deportivo'

1) El pasado domingo, y con motivo del golpe de Estado perpetrado en Cataluña, hice la siguiente reflexión en Twitter: "De los 700 heridos de hoy tienen la culpa el Gobierno golpista de Puigdemont y, entre otros, el tuit de Llorard Piqué". Ipso facto, contra mí se abalanzó lo peor de cada casa, mezclando churras con merinas, merinas con Leicester, Leicester con Dorset y Dorset con Dorper, el rebaño completo al servicio de una mentirosa balada. Tengo para mí que, más que por el contenido real del tuit, estos piratas de las redes sociales fueron a por mí por mi condición de madridista y porque, de vez en cuando, salgo en la tele y eso es un imán para las mentes depravadas y perversas.

2) Borré ese tuit. Vamos, borré ese tuit como borro desde hace más de 5 años todos y cada uno de mis tuits, salvo aquellos que han tenido mucha repercusión o los que se refieren a artículos míos tanto en Libertad Digital como en Marca. La gente me pregunta que por qué borro mis tuits, y yo les respondo: "¿Porque quiero?"... Hay quien tiene Twitter sólo para ver y nunca publica nada. Hay quien tiene varias cuentas de Twitter y sólo publica desde una de ellas. Yo tengo Twitter como "almacén" de artículos y fotografías y, en peaje, soy muy activo en dicha red social aunque luego, como digo, borre todos mis tuits, también el del pasado domingo.

3) El escrache del domingo, que acabó apaciguándose, fue multiplicado por tres o por cuatro el lunes cuando, y desde un medio de comunicación, se me puso adrede en el centro de la diana con una información falsa y un titular engañoso que me dejaba a mí como un hombre sin escrúpulos y que se reía de los heridos, ya fueran 700 ó 7. El medio de comunicación en cuestión es Mundo Deportivo, y el titular de la noticia era el siguiente: "Juanma Rodríguez elimina este vergonzoso tuit sobre los heridos del 1-O y Gerard Piqué". No hago responsable a la autora del artículo, la señora o señorita Anna Tormo, probablemente obligada a firmar dicho artículo, sino a sus superiores directos, que la forzarían, supongo, a deformar la realidad.

4) Lo vergonzoso no era mi tuit, que puede ser compartido o rebatido, sino el titular, que incitaba claramente a la violencia contra mi persona puesto que daba a entender que yo, arrepentido tras haberme burlado de los heridos, me había visto obligado a borrar el comentario, cuando ya he aclarado que elimino el noventa por ciento de ellos. ¿Qué parte del tuit "De los 700 heridos de hoy tienen la culpa el gobierno golpista de Puigdemont y, entre otros, el tuit de Llorard Piqué" no comprendieron en Mundo Deportivo? ¿Acaso fue "De los 700 heridos"? ¿O "tienen la culpa"? ¿O "el Gobierno golpista de Puigdemont"? ¿O lo que molestó a Mundo Deportivo es que yo definiera como golpista al Gobierno golpista de Puigdemont? ¿Cómo definiría Mundo Deportivo al gobierno golpista de Puigdemont? ¿Y en qué parte del tuit me burlaba yo de los heridos?

5) A raíz del artículo de Mundo Deportivo fui objeto de un escrache virtual y recibí varias amenazas de muerte, todas ellas reportadas a la policía nacional. Jamás en mi vida pensé que un periódico llegara a la indignidad de colocar en el centro de la diana a un periodista con el único objetivo de ganar lectores a su costa. Decía Thomas Paine lo siguiente: "Una mala causa será defendida siempre con malos medios y por hombres malos". Esta mala causa, además, la vais a perder.

A continuación