El penúltimo raulista vivo

Elige, Relaño: ¿brioche o trenza?

Hay algo en el artículo que firma hoy Alfredo Relaño en el diario As que no logro entender. Es cuando relaciona el control del vestuario por parte de Mourinho con el peloteo a los jugadores: "Mourinho estuvo como una malva. Peloteó a sus jugadores visiblemente. Todo consistiría en que perseverara en esta actitud menos gresquista y que eso posibilitara una nueva convicencia feliz". De lo expuesto por Relaño (quien, por cierto, el otro día tuvo una actitud ciertamente gresquista hacia el presidente del Real Madrid llamándole, en su ausencia, claro, Florito en la Cadena Ser probablemente porque no le pelotea a él) deduzco que para tener el control del vestuario hay que hacerle la pelota a los jugadores. No creo que sea ése precisamente el perfil de Mourinho pero, retratos-robot al margen, esta nueva tesis de Relaño contradice las expuestas hasta ahora por el director del diario deportivo madrileño.

Relaño escribía a finales de noviembre lo siguiente: "Pero Florentino sufre invencible añoranza de 'Galácticos' y un guasón me decía ayer que pronto pensará en repescar a Ronaldo como nutrólogo (...) Justamente su preocupación (se refiere a Mourinho) es cambiar unos hábitos que encontró a su llegada. En realidad le llamaron para eso". El problema del director del As es el mismo que el del niño que se encuentra delante de una pastelería y, colocado en la tesitura de tener que elegir, no sabe si quedarse con un brioche de chocolate o con una trenza con cabello de ángel: delante de la inmensa pastelería madridista, Relaño no sabe si le tiene más tirria a papá o a mamá, si odia más a Florentino Pérez o a José Mourinho, y un día le sacude al primero por ser consentidor con los jugadores (¡Ronaldo como nutrólogo!... le dice un guasón, que probablemente sea él mismo) y al siguiente le pega un repaso a Mourinho por su actitud gresquista y le invita a "pelotear" a los futbolistas: ¿Con qué te quedas, Alfredito, con el brioche o con la trenza?...

Por lo demás, Relaño sigue tratando a Florentino Pérez ("Florito" según él) con displicencia y como si fuera un auténtico inútil que necesitara de su urgente asesoramiento cuando resulta que el presidente del Real Madrid es, entre otras cosas, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y preside el Grupo ACS. Quiero decir que a F.P. no le ha ido del todo mal sin el concurso de Relaño. Además, el director del As reconoce que Florentino trajo a Mourinho para cambiar una serie de hábitos que encontró a su llegada: ¿Hábitos... alimenticios? ¿Hábitos... de lectura? ¿Musicales? ¿Sexuales?... Así que Florentino trajo a Mourinho para acabar con unos hábitos, que todos sabemos cuales son, que se encontró a su llegada, pero lo hizo contra su propia voluntad. Y ahora Mourinho, que es la persona que el presidente del Madrid eligió para cambiar dichos hábitos, resulta que debe hacerle la pelota a los jugadores para posibilitar una "nueva convivencia feliz". Elige, Alfredo, ¿brioche o trenza?... ¿A quién quieres menos a Florentino o a Mourinho?... Decídete. Tienes toda la pastelería a tu disposición: "¡ñam,ñam, qué ico!"...

A continuación