El penúltimo raulista vivo

El verbo robar aplicado al fútbol

Vaya por delante que a mí no me gusta emplear el verbo "robar" aplicado a la actuación de un colegiado. He sido, compruebo que en vano, azote de quienes llamaban "ladrón" a tal o cual colegiado; y si empleo la primera persona del indicativo del pretérito perfecto compuesto del verbo "ser" es por la simple razón de que ya no lo soy; y si no lo soy es por la simple razón de que nadie lo es; y si nadie lo es no acierto a comprender muy bien qué hago yo sin unirme a la fiesta, que por si fuera poco sale gratis. Quiero poner como ejemplo el partido Real Madrid-Valencia que acabó con empate a uno en el marcador, el de la polémica con el fuera de juego presumiblemente (y digo presumiblemente porque no existe una toma clara de la jugada) mal señalizado a Soldado y que quizás (y digo quizás porque eso no lo podremos saber nunca) habría acabado en gol.

Del árbitro de aquel partido (e incluso de la institución Real Madrid Club de Fútbol como tal) se dijo aquel día absolutamente de todo. De mí, que no soy nadie, también se dijo de todo (aunque francamente mal escrito y con varias y variadas faltas de ortografía que dañaban a la vista) en el pasquín conocido como Superdeporte, y todo por atreverme a decir que lo grave no es que un árbitro pite o deje de pitar un fuera de juego sino que el presidente de un club de fútbol (Jaime Ortí en este caso) afirme sin que se le caiga la cara de vergüenza que una Liga, ya no recuerdo cuál, estaba entregada (luego resulta que la ganó el Valencia) al Real Madrid. El periodista valenciano Nacho Cotino dijo al lunes siguiente en Futboleros que ponía "atraco en el Bernabéu" en Google y le salían 405.000 resultados en 0,30 segundos, y yo le respondí vía twitter que poniendo "Elvis vive" te salían 2.940.000 en 0,25 segundos.

¿Por qué hablé yo de robo tras el Barcelona, 3- Real Madrid, 2 de Supercopa? ¿Por qué hablo hoy de atraco en el Osasuna, 1 - Barcelona, 2 del día de ayer?... Lo hago porque veo que el Real Madrid vuelve a encontrarse absolutamente desprotegido también en la batalla, que será ardua pero se ganará, por las palabras. Si en Valencia se da por bueno que el Real Madrid robó el partido del Bernabéu (y Albelda, que es un profesional de la materia, así lo dejó caer sin el menor asomo de rubor en sus mejillas), ¿por qué no habría darse por bueno en Madrid que el Barcelona atracó al Real en la ida de la Supercopa o en Pamplona que ayer les guindaron el partido?... ¿Debe exigírsele más responsabilidad al Real Madrid y al periodismo deportivo madrileño que al resto? ¿A santo de qué?... Aquí o roban todos o no roba ninguno.

A continuación