El penúltimo raulista vivo

El trágala de Boluda

Pues Eugenio Martínez Bravo vuelve a tener razón: Vicente Boluda está chantajeando a la Asamblea de socios del Real Madrid. Así de claro. E, independientemente de la interpretación que cada uno haga de los estatutos, eso resulta inadmisible y nos devuelve a las etapas más negras del club. Es inadmisible que Boluda, que es Calderón, chantajee al máximo organismo de representación institucional entre elecciones advirtiendo que si no aprueban su ratificación él se levanta y se va a su casa, y es inaceptable que una plataforma tan potente y tan vinculada emocionalmente con el ex presidente Pérez como la liderada por Eduardo Fernández de Blas, consienta en silencio que le canten el trágala, extendiendo además el rumor de que sin la ratificación de Boluda el Real Madrid entraría en un túnel muy largo y muy oscuro. Martínez Bravo no comparte esa opinión, y él también estudió leyes. Aunque, como dijo Napoleón hace mucho tiempo, interpretar la ley es corromperla, pero los abogados la matan.

No me gusta nada cómo se están haciendo las cosas. Todo el mundo da por hecho que Florentino Pérez se presentará y arrasará en las elecciones, y eso no me gusta: preferiría que se hablara de proyectos. Tampoco me gusta que, si al final es así y F.P. tiene decidido hace meses que va a ser candidato, no lo haya hecho público ya. Nunca me han gustado los caudillos. No me gusta que el martes le pregunten a Jorge Valdano si va a ser el "Primer Ministro" de Florentino, y éste ni confirme ni desmienta. Si Valdano no desmiente es que, efectivamente, está confirmando que será el nuevo Galliani blanco, y eso, cuando todavía no se sabe siquiera el día de las elecciones, tampoco me gusta. Dice Valdano que no hay que saltarse la "cadena de eslabones" hasta que se pronuncie Florentino, pero Florentino, que todavía no se ha pronunciado, parece que ya se la ha saltado contactando, por ejemplo, con Ancelotti.
 
Entiendo, eso sí, que trate de ganarle tiempo al tiempo y que, puesto que él también tiene claro que va a arrasar, esté realizando su propia pretemporada, pero no comprendo que aguante ahí a Boluda con el único objeto de ir cerrando lentamente su apretada agenda de fichajes y la próxima reconversión deportiva. Eso es condenadamente malo para la imagen del Real Madrid. Es posible que, tal y como aseguran por ahí, Florentino traiga a Ancelotti para dirigir al equipo, Wenger para cuidar de Valdebebas, Valdano como Primer Ministro, Zidane como director general y Beckham como embajador de buena voluntad, y que luego lleguen Kaká, Cesc, Ronaldo y Alonso. Con un equipo como ese, el Real Madrid volverá a "pitar" indiscutiblemente en Europa, pero yo no creo que el fin justifique los medios. El club debe ir paso a paso y por eso es tan importante que se sepa que, tal y como dice Martínez Bravo, si el domingo se ratifica al actual presidente se habrá cedido al chantaje de Vicente Boluda. Salvo mejor opinión de Adriá, sólo rompiendo huevos se puede hacer una buena tortilla. Lo demás son sucedáneos.
A continuación