El penúltimo raulista vivo

El salto de Pau Gasol

¿Y ahora qué, Chris Vernon, ahora qué? ¿Cómo se te queda el cuerpo? Mientras Pau Gasol vuela directo hacia Los Angeles para jugar al lado de Kobe Bryant por una cantidad indecente de dinero y el traspaso de cuatro jugadores, entre los que se encuentra Kwame Brown, que fue número uno en el draft, tú te quedas tocando la guitarra en Memphis. ¿Cómo decía el estribillo de tu infumable Oda a Pau?... "¿Quién quiere un español llorón?... Trece millones en venta". Pues parece que al español llorón, aquel que te parecía que se quedaba clavado en el barro, al final le quería el equipo de baloncesto más prestigioso del mundo. Le tocásteis las barbas a Pau, Chris Vernon, y ahora da el salto que le reclamábamos insistentemente desde aquí sus admiradores. Porque, y esto que quede por favor entre tú y yo, hace falta ser muy tonto para que a uno le guste el baloncesto y sin embargo no le guste Pau Gasol.

Este no es un salto sino el salto, no hay otro mayor después de este. Gasol salta al equipo de Wilt Chamberlain, Jerry West, Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar y James Worthy. Gasol salta al equipo de Denzel Washington, Dustin Hoffman, Andy García y Silvester Stallone. Gasol da el salto al equipo con más victorias de la NBA. Gasol da el salto a la franquicia con mejor porcentaje de partidos ganados. Gasol da el salto al equipo con mayor número de apariciones en las finales y al segundo en número de títulos. Gasol cambia un equipo perdedor por otro claramente ganador, rubricando así su particular Oda a un idiota americano. Gasol, líder de una generación de extraordinarios jugadores españoles, se sitúa definitivamente entre la élite de la élite, el grupo de baloncestistas más selecto del planeta, culminando así una carrera que se veía empequeñecida por un equipo del que tiraba él sólo.

Hace veinte años llegaban hasta España con cuentagotas las imagenes de aquellos jugadores míticos que protagonizaban escenas irrepetibles. Quién podría imaginarse que en 2008, un español daría el salto hasta Los Angeles Lakers. Si hay alguien que se lo merece ese es Pau Gasol, un tipo único que sigue atendiendo con respeto a todo el mundo y a quien su entorno baja todos los días de esa nube que debe ser la NBA. Ahora, Pau vuela hacia Los Angeles para darle otra vuelta de tuerca a la historia del baloncesto español. Y allí, en el equipo de Chamberlain, solicitado por el mismísimo Kobe Bryant, entrenado por el gran Phil Jackson, Pau Gasol dirá su última palabra tras dar un salto definitivo. Tendrá suerte, eso seguro, porque se la lleva trabajando desde hace mucho tiempo. Y ya no le podremos pedir que dé otro salto porque acaba de romper el techo. 
A continuación