El penúltimo raulista vivo

El noveno hombre

Aunque con varios días de retraso (los candidatos se conocieron el pasado lunes) no querría yo pasar por alto la lista de 32 jugadores que la UEFA hizo pública y que tiene como objeto dilucidar el nombre del mejor futbolista que haya jugado en Europa a lo largo de la temporada 2011-2012. Y no la quiero pasar por alto entre otras cosas porque va en la dirección de lo que servidor explicaba el otro día en el sentido de que, en un tiempo récord si tenemos en cuenta la dificultad de la tarea encomendada, José Mourinho le ha dado la vuelta a la Liga española como si de un calcetín deportivo se tratara. Lo primero que destaca sin duda es la orgullosa presencia de hasta 9 jugadores españoles, hecho que no hace más que constatar la supremacía de nuestro fútbol a nivel internacional.

Lo segundo que destaca es la inclusión de hasta 7 jugadores del Real Madrid, aspecto que, como en el caso del fútbol español y siguiendo una línea argumental coherente, debería constatar también la supremacía merengue a nivel internacional, pero sobre el que, no entiendo bien por qué, habrá más discusión. Lo tercero que, a mi modo de ver, cabe destacar de la lista es el hecho de que el segundo equipo con más jugadores seleccionados no sea el Fútbol Club Barcelona, que aparece empatado con el Chelsea en la tercera plaza, sino el Manchester City. Es también llamativo, por ejemplo, el que un jugador como Coentrao, que en España ha sido insultado, ridiculizado y vejado única y exclusivamente por ser representado por Jorge Mendes y requerido por José Mourinho, aparezca en dicha lista.

Me congratula ese 7-4 a favor del Real Madrid y también me reafirma en la idea de que el viento, que hasta ahora era de tramontana, sopla poniente, lo que no quiere decir que el club blanco vaya a ganarlo todo y el Barcelona nada o al revés sino únicamente que Mourinho ha colocado a su equipo a la altura competitiva del que, según afirman todos los especialistas, es sin lugar a dudas el mejor Barça de toda la historia. Las casas de apuestas, por cierto, pagan también menos por una victoria merengue en la Liga que por una culé: otro signo de los nuevos tiempos que corren y una nueva constatación de que el Real Madrid, precisamente el Real Madrid, no podía someterse al dominio culé sin luchar ni podía dedicarse como otros a hacerle el pasillo y luego la ola; y que para semejante misión era necesario traer a Nick Furia y no al rapsoda Demódoco.

PD: Antes dije que en esa lista de 32 jugadores facilitada por la UEFA aparecen 9 jugadores españoles, pero únicamente 8 visten en la actualidad la camiseta de la selección española; el noveno hombre la vistió alguna que otra vez, ha jugado el último año en el Schalke 04, ahora lo hace en el al-Sadd Sports Club, se llama Raúl y se apellida González de primero y Blanco, claro, de segundo. Algo tendrá el agua, don Vicente, cuando la bendicen (fuera de España) con tanta insistencia.

A continuación