El penúltimo raulista vivo

El nadador que todo lo nada

Ya les digo yo, y sin tener que esperar a mañana, qué hará Alfredo Flórez con la bomba de relojería que le acaba de enviar por FedEx el desastroso árbitro y peor redactor Pérez Lasa: se nadará unos cuantos largos a crol, más que nada para desentumecer músculos, rememorando sus tiempos de presidente de la Española de natación, y a otra cosa mariposa, que es otro estilo distinto al crol. Sí porque el Comité de Competición es un órgano eminentemente politiquero, un grupo que nada, y nunca mejor dicho, a favor de la corriente; ya entró de oficio cuando lo de Mourinho y Vilanova, y entonces distribuyó el castigo (un par de partidos para Caín y otro para Abel) en función de lo que pensaba que "los de arriba" esperaban de él. El Comité de Competición está al servicio de Angel María Villar, que está al servicio de...

Todo esto ha pillado en fuera de juego a la federación. Ellos tenían muy claro que el malo era Mourinho y el bueno era Guardiola, y que había que cortarle cuanto antes las alas al portugués para que no convirtiera nuestra Liga en su particular show. Ahora resulta que Guardiola, que sí habla de los árbitros, también adoctrina a sus jugadores, como hace Mourinho y como hacen todos y cada uno de los entrenadores de fútbol que a lo largo de la historia han sido. La norma está redactada con la suficiente ambigüedad como para que se pueda crujir con absoluta tranquilidad y todo el fair play del mundo al entrenador del Real Madrid y deja tantos cabos sueltos que puede servir para el roto de Piqué y el descosido de cualquier otro.

Desde Barcelona dicen que la prensa de Madrid presiona para que castiguen al central. Si me preguntan a mí, yo prefiero que Piqué juegue el 10-D; Gerard no está ni de lejos en su mejor momento de forma y puede ser más un problema que una solución para Guardiola. Pero aquí no estamos hablando de nuestras preferencias personales sino de impartir la misma justicia a todo el mundo, cuestión ésta a la que no está habituada la federación. Desconocen quienes afirman que, con objeto de dar ejemplo a la humanidad, Pep dejará en el banquillo a Piqué aún en el caso de que Flórez se vuelva loco y le sancione, que Guardiola sólo lee las páginas impares del Gitanjali del Gurú del Amor y las pares se las salta. Piqué jugará, dejando con el culete al aire a Angel Mari, Vito, Pérez Lasa y el nadador que todo lo nada. A crol y también a mariposa.

A continuación