El penúltimo raulista vivo

El mayordomo de Mourinho

Me hace gracia cuando alguien dice que Mourinho está vacilando respecto a su futuro. No es cierto: Mourinho nos vacila fundamentalmente a los periodistas. También me llama la atención que se afirme que Mourinho sigue sin decirle a Florentino Pérez cuál será su destino a partir del 30 de junio: ¿Para qué?... ¿Por qué?... Mourinho tiene contrato con el Real Madrid hasta el 30 de junio de 2016 de forma que resulta del todo punto innecesario comunicarle a nadie cuál será su futuro a partir del 30 de junio de 2013 puesto que su futuro será el Real Madrid. Salvo que cambien las cosas, el futuro de Mourinho cada 30 de junio hasta 2016 está en Madrid y en el Real Madrid. Hay colegas míos que dicen que acabrá en el Chelsea, otros apuntan al PSG, vuelve a hablarse del Inter aunque afortunadamente ya no del colegio de Lugano...

Desconozco cuánto hay de deseo personal y cuánto de realidad contrastada en todas y cada una de esas informaciones. Lo cierto es que si Mourinho acaba dirigiendo al Chelsea se habrán equivocado quienes aseguraron que lo haría en el PSG o en el Inter; si termina entrenando al PSG no habrán dicho la verdad aquellos que afirmaron que dirigiría al Chelsea o al Inter; y, en el caso de que regrese al Inter, se habrán columpiado todos los que señalaron Londres o París como el próximo destino del portugués. Si, como yo creo, Mourinho sigue en el Real Madrid, habrán mentido quienes dijeron que iría al Chelsea, regresaría al Inter o probaría con el PSG. Pero eso da igual, ¿no es cierto?... El papel lo aguanta todo. ¿Qué es vacilar? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es vacilar? ¿Y tú me lo preguntas? Vacilar... es lo que haces tú.

Ya lo dijo hace 700 años Guillermo de Ockham: "en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta". Mourinho tiene contrato con el Real Madrid hasta junio de 2016 y lo más correcto es pensar que seguirá aquí hasta ese año. Una simple frase de Mourinho pronunciada el otro día en Setúbal, la de que "hay cosas que pueden estar a punto de pasar y que nadie se imagina", y su posterior viaje a Londres aprovechando las vacaciones en el Madrid, han servido para que haya quien apueste definitivamente por el Chelsea, descartando PSG o Inter. Pero, según me cuentan, la frase no es respuesta a una pregunta sobre su futuro. Da igual. Por otro lado ese que "nadie se imagina" no podría aplicarse al club presidido por Abramovich puesto que muchas informaciones apuntan a que acabará allí. Preguntémosle al servicio doméstico del portugués y así acabaremos más rápido puesto que, según parece, ya conoce que Mourinho abandonará el próximo 1 de junio su domicilio en La Finca. El mayordomo, siempre el mayordomo. Seguro que se llama Bautista. Bautista tiene la culpa, él es el asesino de Mourinho: Bautista en la cocina con la navaja de Ockham. Caso resuelto. Respiremos tranquilos.

A continuación