El penúltimo raulista vivo

El Guardiola del basket y la prostitución intelectual

Quiero decir que a mí me parece fenomenal que el Fútbol Club Barcelona publique un comunicado oficial en su página web quejándose de que los futbolistas que tienen en nómina "lo juegan casi todo" con sus respectivas selecciones. Seguro que Rosell cree estar defendiendo sus intereses cuando dice que Del Bosque exprime a Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta y Villa, más aún cuando Sandro no tenía muy claro qué selección quería que ganase el pasado Mundial, pero lo que no me parece bien es que un sector (amplio, muy amplio, amplísimo) de la prensa deportiva pase por alto las presiones (porque eso es lo que son, presiones) culés, y sin embargo estén todo el santo día dándole al bombo con todo lo que dice Mourinho. ¿Cómo razonar que el Barcelona que no se queja sí se queje?... A eso es a lo que Mourinho llama, y muy atinadamente además, prostitución intelectual.

Yo creo que Xavi Pascual, el "Guardiola del baloncesto", hizo muy bien criticando a los árbitros tras el 71-75 contra el Panathinaikos en casa, y ahora vuelve a hacer muy bien también preparándose para lo que va a ser un auténtico infierno en Grecia. Después del empate a uno, fruto quizás de la tensión y de no estar demasiado acostumbrado a perder partidos, Pascual dijo que se merecían un respeto y a renglón seguido añadió que algunas decisiones del trío arbitral habían sido "muy graves"; el entrenador culé ha vuelto ahora a la carga afirmando que espera que no pasen "cosas extrañas". Me parece bien que cada cual juegue sus cartas como le dé la gana, lo que no me parece bien es que se camuflen las críticas de Pascual y sólo se aireen las de Mourinho. A eso es a lo que el portugués llamó, y muy acertadamente además, hipocresía pura y dura.

Y, por lo que yo sé, parece que al final sí va a ser cierto eso de que a alguien se le va a caer el pelo con el asunto de las acusaciones de dopaje. El mundo del remo está absolutamente convulsionado debido a las gravísimas acusaciones efectuadas por el entrenador de Kaiku, José Luis Korta y, a raíz de ellas, la denuncia de la Fiscalía a cinco miembros de Urdaibai. La tripulación bermeana cierra filas y Fernando Rúa, que es uno de los remeros más carismáticos, asegura que lo que dice Korta es humo, y añade: "a este hombre se le va a caer el pelo". En declaraciones a La Voz de Galicia, Rúa declaró que han pasado más controles que nadie, y ojo a la apoteósis final: "En la clasificatoria ganó San Juan, en la primera bandera Kaiku y en la tercera Orio nos metió un arrase. ¿Entonces eran ellos los que iban hasta las trancas?"... Esto se pone interesante.

A continuación