El penúltimo raulista vivo

El futuro portero de España

En una escena de la magnífica Candidata al poder, remake de la obra maestra de Otto Preminger Tempestad sobre Washington, Jeff Bridges, que en la película de Rod Lurie interpreta al presidente de los Estados Unidos, le comunica a William Petersen, famoso por ser el Grissom de CSI, que él no va a ser al final su nuevo vicepresidente puesto que se ha decantado por la senadora Laine Hanson, y le "consuela" así: "pero no se preocupe porque usted es y seguirá siendo durante mucho tiempo el futuro del Partido Demócrata". Mortal. Manolín Bueno, el eterno suplente de Paco Gento, contaba con mucha gracia algo parecido acerca de su mítica y complicada (sobre todo para él) cohabitación con uno de los mejores extremos de la historia del fútbol mundial: "en el primer entrenamiento me dijeron: ahí tienes al 11, aprende todo lo que puedas de él... Y la verdad es que me tiré catorce años aprendiendo".

Todo esto viene a colación por unas curiosas declaraciones que Albert Jorquera hace a Don Balón a propósito de su ex compañero Víctor Valdés, titularísimo, éste sí, bajo los palos de la portería del Barcelona. Jorquera, que ahora juega en el Girona, dice que Valdés nunca irá como segundo de la selección española: "el día que vaya será para jugar". A mí Valdés siempre me ha parecido un auténtico porterazo; Víctor, que debutó con el Barça en la temporada 2002-2003, alternó la titularidad primero con Bonano y después con Rüstü, y ahora lleva cinco años condenando a la suplencia a todos los porteros que le han ido trayendo. El gavanense es de la misma quinta que Iker Casillas, quien, al igual que le sucede a él, también somete a la tortura del banquillo a quienes osan entrar con un par de guantes en Valdebebas. El de portero es un puesto tan especial que, salvo que la calidad del titular y del suplente sea similar, (y al Real Madrid le pasó eso con Miguel Ángel y García Remón) el entrenador nunca rota.

Siempre me he preguntado por qué Aragonés y ahora Del Bosque no han convocado nunca a Víctor Valdés. Yo sinceramente no creo que haya en la Liga española tres porteros mejores que él. No me preguntaba por qué Navas nunca iba con España porque todos conocíamos sus problemas de salud, pero... ¿Valdés?... ¿Por qué el portero titularísimo del Barcelona de las seis Copas nunca ha ido convocado con España? ¿Cómo es posible que el número 1 del equipo que acaba de pasar a la historia ni siquiera entre en las quinielas?... Pareciera como si todos diéramos por hecho que Valdés no irá al Mundial; podría ir Pedrito, que es suplente, pero Valdés, que lleva un lustro siendo titular, no. ¿Por qué? ¿Habrá levantado la liebre Jorquera con sus declaraciones a José Devesa? ¿Se habrá negado ya sotto voce Valdés a jugar con España mientras Casillas siga siendo el titular indiscutible? De ser así, habrá que tranquilizar a Víctor al estilo del ficticio presidente Evans: "no te preocupes porque tú eres y seguirás siendo durante mucho tiempo el futuro de la selección española de fútbol".
A continuación