El penúltimo raulista vivo

El emperador de Canaletas

Lo que para Joan Laporta es prepotente e imperialista en el caso del fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid pasa de repente a convertirse en estratosférico en el caso de la oferta que el Manchester City ha hecho por Samuel Eto'o. En el diccionario Laporta-español, español-Laporta, "estratosférico" quiere decir bueno (para el Barcelona) e "imperialista" quiere decir malo. Pero Florentino ha pagado 94 millones de euros por un jugador de 24 años que finalizaba contrato en 2012 con el Manchester United y el Barcelona ha tasado en 30 millones a un futbolista que tiene 28 años y que acaba contrato en junio de 2010. Y el City está dispuesto a pasar por caja, de ahí que la cantidad de dinero sea estratosférica, sí, efectivamente, pero para el propio Laporta quien no se considera a sí mismo un emperador por el hecho de tratar de exprimir a un jugador que termina contrato dentro de un año.

Por lo que hoy ha contado el representante de Eto'o no da la sensación de que la previsión sea precisamente la nota dominante en el modelo culé puesto que, según confesión del propio José María Mesalles, anoche, a eso de las 11 y 36 minutos de la noche, recibió un SMS en el que se le ofrecía a Samuel la renovación hasta 2012 cobrando exactamente las mismas cantidades que hasta ahora. Mesalles ha puesto a caer de un burro a Laporta a quien ha acusado de mentir y de presionar al jugador para que acepte convertirse en un "futbolista estratosférico". He podido escuchar a Mesalles, pero no preguntarle como habría sido mi deseo: "¿Cree usted que la actitud del presidente del Barcelona en todo este asunto casaría con la de alguien que se cree el emperador de Canaletas y posee ciertos aires de prepotencia?"... Yo creo que Mesalles me habría contestado que sí.

Imaginemos por un instante que, después de que a Laporta se le haya visto la paloma debajo de la manga, hubieran salido Florentino Pérez, Jorge Valdano, Esperanza Aguirre, Plácido Domingo y Pérez Rubalcaba, por poner sólo algunos ejemplos, a criticar las formas de Laporta en esta operación de acoso y derribo de Samuel Eto'o. Según Mesalles, el "seny" ha brillado por su ausencia en toda esta historia y, mientras por un lado Laporta decía que no existía nada en el mundo que él pudiera desear más que la continuidad de Eto'o en el Barça, por el otro estaba pensando qué hacer con la millonada que los del City le iban a pagar por un jugador amortizado. Samuel Eto'o hace bien en defender sus intereses y más aún cuando se trata de Laporta y Guardiola, dos caballeros que ya trataron de apuñalarle en julio del año pasado. Al emperador de Canaletas le han pillado con el carrito del helado.
A continuación