El penúltimo raulista vivo

El día que Tebas deje de tratar al Real Madrid como si fuera el Villa Tempujo...

Si el Girona-Barça que se iba a jugar seguro en Miami pero que al final se disputó en Montilivi ocupa únicamente el dos por ciento del pensamiento estratégico de Javier Tebas es por la sencilla razón de que el otro noventa y ocho por ciento está ocupado por el Real Madrid y por su presidente, Florentino Pérez, que, como se negó a ser convidado de piedra de una decisión que el presidente de la Liga consultó consigo mismo, dijo que "no" a una idea que, por lo demás, tenía en contra a la federación española de fútbol, la AFE, la FIFA, la UEFA, la Conmebol y hasta La Moncloa e incluso a muchos de los jugadores implicados en aquel partido. ¿Por qué digo que el noventa y ocho por ciento del pensamiento estratégico, y añadiría que negativo, de Tebas lo ocupan el Real Madrid y su presidente? Muy sencillo: lo digo porque hoy, de nuevo, preguntado por el VAR, el presidente de la Liga ha insistido en la llamada que alguien filtró que Florentino le hizo a Rubiales, quien, por cierto, luego confesó que a él le habían llamado ochenta presidentes.

Y es curioso porque Tebas recalca esa llamada, que al fin y al cabo es una conversación privada entre dos personas, pero, sin embargo, justifica que la productora Mediapro le hurte al telespectador la posibilidad de presenciar la coreografía pública del desmayo coordinado de Busquets y Cillessen en el partido de Copa entre el Levante y el Barça o, mucho más reciente, la tangana que se produjo ayer mismo sin ir más lejos entre futbolistas del Valencia y del Getafe a la finalización del partido de Mestalla. O sea, Tebas da por bueno que se filtre una llamada privada pero justifica que imagenes que son públicas sean amputadas, sean eliminadas, sean directamente censuradas... ¿exactamente para qué? ¿Por qué?

Mire, señor Tebas, y ya que ha abierto usted este debate, hoy todo se sabe. Se sabe lo que es usted, se sabe lo que soy yo... y se sabe lo que es Jaume Roures. Y, del mismo modo que usted aseguró que se iba a jugar un partido en Miami que luego se jugó en Gerona, ahora puede pegar un triple salto mortal con tirabuzón y palmas con las orejas que todo el mundo sabe que Roures es del Barça. Y lo de que es proclive a la independencia no lo pienso yo, Tebas, que a lo mejor incluso también lo pienso, sino que lo sospechaba la Guardia Civil, que sugirió en su día que Roures podría formar parte del comité estratégico para la independencia de Cataluña, fijado en el documento Enfocats, que fue incautado en el despacho del ex número 2 de Oriol Junqueras, Josep María Jové. Y esto no lo digo yo, no, esto lo firmaba el 14 de febrero del año pasado Carlota Guindal en La Vanguardia. Hable usted con la Guardia Civil, Tebas. Sé que Roures lo niega, lo sé; lo tiene usted fácil: o Roures o la Guardia Civil.

Usted conoce a los portavoces del Real Madrid, los tiene identificados, pero aquí hay muchos portavoces. Usted puede tener identificados a los portavoces del Real Madrid y a lo mejor yo puedo tener localizados a los del Barça. Y últimamente, y es ciertamente extraño puesto que el presidente de la Liga debiera trabajar para todos los clubes, usted parece ejercer la portavocía culé. Porque mire, don Javier, que dudemos a estas alturas de que Roures es del Barça es como dudar que yo soy del Madrid y usted es del Tebas Fútbol Club. Hace 3 días, en El Español, Xavier Salvador decía en un artículo titulado "Jaume Roures, Juan Rosell y el oscuro objeto del deseo: el Barça", que el ex presidente de la CEOE y el dueño de Mediapro querían optar a la presidencia del club catalán para descabalgar a José María Bartomeu. No hace falta ser portavoz de nada, señor Tebas, sólo es necesario leer. Mire, el pasado 22 de enero, Marcelo González firmaba en OK Diario un artículo titulado así: "Óscar Lago, el culé independentista que maneja las imágenes del VAR". Lea usted, señor Tebas, lea.

Tiene usted dos problemas. El primer problema es que sigue creyendo que los clubes están a su servicio cuando debiera ser al revés, y el segundo problema es que usted cree que se puede tratar al Real Madrid como si fuera el Villa Tempujo F.C. Y, antes de organizar un akelarre independentista en Miami, lo correcto es dirigirse al club español que ha ganado 33 Ligas y 13 Copas de Europa, el que más ingresos ha tenido en todo el mundo por decimosegundo año consecutivo, el que ha ingresado 750 millones de euros sin contar traspasos de jugadores y que tiene un endeudamiento negativo de 107 millones de euros. Si Florentino Pérez llama a Rubiales pero a usted no le coge el teléfono, por algo será. Trabájeselo. A lo mejor, si usted no trata al Real Madrid como si fuera el Villa Tempujo, hasta Florentino Pérez se presta a aparecer con usted de vez en cuando en alguna foto. De vez en cuando, ¿eh?, tampoco lancemos las campanas al vuelo.

A continuación