El penúltimo raulista vivo

El "culo pelado" del seleccionador

Parece que, aunque con algunas recaídas por el camino, Luis Aragonés está logrando sobreponerse a este Mundial. También es cierto que, hasta la fecha, el seleccionador nacional de fútbol no se ha encontrado con ningún obstáculo insalvable, pero, alcanzado casi el ecuador del campeonato, eso de tener "el culo pelado" le está viniendo francamente bien al final a Luis. Esquivó con astucia, asegurando que todo había sido una broma, el episodio protagonizado con Santiago Cañizares, y ahora ha vuelto a hacer lo propio al afirmar con vehemencia que Raúl y Albelda responderán cuando sean requeridos para ello. Los periodistas desplazados hasta Kamen afirman que los dos jugadores del Valencia anteriormente citados, más Raúl y probablemente Michel Salgado, no están cómodos con su actual situación de suplentes, añadiendo a continuación que eso podría generarle a Luis, y por extensión a toda la selección nacional, un gran problema.
 
Anoche, en "El Tirachinas", noté a Luis realmente enfadado con la interpretación que los periodistas que están con España, que siguen todos y cada uno de sus entrenamientos y que "marcan" al seleccionador y a los jugadores, hacen de las caras de Raúl, Albelda o Cañizares. Pero si, como dicen, la cara es el espejo del alma, la del capitán del Real Madrid no expresa otra cosa que abatimiento, depresión y melancolía. A Raúl siempre le ha salvado el carácter y la mala leche, pero parece que en Alemania ha bajado los brazos. Luis, como no podía ser de otra forma, defiende a todos y cada uno de sus jugadores, consciente de que se está jugando las lentejas en un campeonato que se concentra, como mucho, en treinta y cuatro días. Está en su papel.
 
Ahora mismo me encuentro escribiendo este artículo en la sala de prensa del IBC de Munich, fuera del "Módulo Victoria" de la Cadena Cope. Son las cinco y media de la tarde y, por lo tanto, desconozco el marcador del España-Túnez, aunque imagino que habrá concluido con victoria española. Mañana (por el martes) les daré mi opinión sobre el partido. El horizonte del equipo de Luis está despejado, aunque circulan por ahí algunas lecturas (y no me estoy refiriendo ahora a la torpe, mediocre y vacía interpretación del independentista Carod) que me producen cierto desconsuelo. Xavi estuvo fenomenal ante Ucrania. Y también Puyol. Pero el 4-0 no fue obra de un club sino de toda una selección. Ramos estuvo perfecto. Y Pernía. Y Villa. Todos. España vive en la actualidad un momento político y social complicado, con los separatistas acogotándonos a quienes no lo somos. La selección es motivo de unión. Por favor, no miremos la filiación de los jugadores. No rompamos también la selección española. No caigamos en ese juego.
 
 
Fotos desde Alemania
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A continuación