El penúltimo raulista vivo

El chiste del payaso Pagliacci

No es, como dice Manzano, la primera de Mourinho, y yo me atrevo a adelantar que no será la última. No es la primera vez que el entrenador del Real Madrid se ve obligado a abandonar una rueda de prensa para dejársela a Karanka, y no será la última. Pero a mi amigo Gregorio se le olvida el motivo por el cual hace eso Mourinho: lo hace porque en su club no han tenido otra ocurrencia que sacar un vídeo provocativo ("vamos deixar-te sem o título") contra el portugués y porque su presidente ha dicho que tendrán que poner vigilancia en el vestuario de los árbitros... ¡Si hasta Rafa Guerrero tuvo que salir ayer en Televisión Española desmintiendo la historia de Valdano!... Gregorio, tan justo y equitativo otras veces, prefiere olvidar antes que tener que enfrentarse con Del Nido, que es el que le trajo y quien le paga; el fútbol sí que hace extraños compañeros de cama y no la política (o el matrimonio como apostillaba Groucho) porque Manzano y su presidente tienen en común lo mismo que Rafael Sanzio y Silvio Berlusconi.

Así que José Mourinho prefiere dar un paso hacia atrás antes que salir en rueda de prensa para mentirnos a todos. A eso se le llama autocensura y quiere decir que en nuestra Liga están logrando efectivamente desactivar y asquear al mejor entrenador, título por título, que ha venido a España en los últimos veinte o treinta años. Mou ofrece espectáculo tanto dentro como fuera del campo y eso fastidia enormemente al personal. Esto me recuerda un chiste: un hombre va al médico. Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece dura y cruel. Dice que se siente muy solo en este mundo lleno de amenazas donde lo que nos espera es vago e incierto. El doctor le responde: "el tratamiento es sencillo. El gran payaso Pagliacci se encuentra esta noche en la ciudad. Vaya a verlo. Eso le animará". El hombre se echa entonces a llorar y dice: "pero, doctor, yo soy Pagliacci".

Lenta y parsimoniosamente, muy despacito, como si le diera pereza o vergüenza o ambas hacer lo que tiene que hacer, Florentino Pérez parece estar dándole la razón a Mourinho en cuanto a que el entrenador debe tener el control absoluto de la parcela técnica: la carabina Valdano no viajó ayer con el equipo hasta Sevilla y el presidente ha pasado al final por el trágala de la contratación de un 9, en este caso el interesantísimo, por edad y por calidad, Emmanuel Adebayor. El togolés llega cedido, pero es sin duda un delantero para quedarse si funciona estos cinco meses. En algo sí que están unidos, aunque pueda parecer mentira, Del Nido y Mourinho: ambos quieren impedir a costa de lo que sea que Jorge Valdano entre en el vestuario. Guti lo dejó muy clarito ayer desde Turquía. A buen entendedor...

Posdata: ¡Vuelven los "satélites"!... Ya están tratando de colocar de nuevo a Luis Aragonés en el banquillo del Atleti. Qué pereza. 

A continuación