El penúltimo raulista vivo

El canto del cisne

A Kaká le da lo mismo que Mourinho no le lleve a Valencia o que le deje otros dos años y medio más en casa con la mantita, pero no le da igual que Scolari le deje fuera de su primera lista de convocados por Brasil. Para Kaká tanto Real Madrid como Milan son un mero instrumento para alcanzar su verdadero objetivo, que no es otro que jugar en casa el Mundial del año 2014, el canto del cisne. Él sabe que tiene un año para adecentarse futbolísticamente hablando y que Mourinho no le va a dar cuartelillo, de ahí que desprecie otras ofertas (más beneficiosas económicamente para su actual club) y esté sin embargo dispuesto a rebajarse el sueldo de los 10 millones de euros anuales que cobra en el Madrid a los 6 que estaría dispuesto a cobrar en Italia. Yo dudo mucho que Kaká esté para demasiadas alegrías en cualquier equipo de élite, pero él piensa que el cartel que aún conserva en el calcio le va a prestar un año de preparación con destino a Brasil-2014.

En cualquier tocomocho que se precie debe haber un primo con apariencia de avispado y un listo con apariencia de retrasado. Aquí el papel del primo estaba destinado al Real Madrid, que tendría que estar encantado de deshacerse de un jugador por el que pagó un fortunón y que no cuenta para el entrenador, y el listo debería ser el Milan, que aceptaría a Kaká por menos dinero del que cobra en el Madrid y sin traspaso por medio con el único objeto de hacerle el favor de su vida a Florentino Pérez. ¡Menudo favor!... El caso es que, como todo el mundo podrá imaginarse, en el Madrid ya se han dado perfecta cuenta de que el fichaje de Kaká ha sido un desastre deportivo monumental, probablemente el mayor fiasco desde la llegada a nuestras vidas de Prosinecki, pero están dispuestos a jugar con la desesperación que se ha apoderado del brasileño por jugar su último Mundial. Es una guerra psicológica.

Otra cosa: Kaká, que cobra 10 millones de euros en el Real Madrid por no jugar, está dispuesto a cobrar sólo 6 por hacerlo en el escaparate del Milan: 4 millones de ahorro para el equipo italiano en un ratito de conversación. El jugador quiere ahorrarle un pastón al club que le vendió por cerca de 70 millones de euros pero no al club que le compró y al que ha defraudado. Y digo yo que si el futbolista está dispuesto a ahorrarle al Milan 4 millones de euros por jugar al fútbol, ¿no debería pensar en ahorrarle al menos 6 al Real Madrid por no hacerlo?... Kaká se cae de la lista de Valencia porque Mourinho necesita jugadores implicados y en forma y no prejubilados, que es exactamente el mismo motivo por el que Scolari no ha contado con él. Tengo para mí que el interés del Milan debe ser más mediático que futbolístico porque nadie se puede creer que Allegri sea tan tonto como para pensar que puede volver a convertir en futbolista a Kaká. El reloj marca las horas y el Mundial se agota para el chico. Qué lástima. Seguro que afronta este revés con una sonrisa aún más amplia en la boca, ¿a que sí?...   

A continuación